Doping

Un documental revelador dejó en evidencia una red de doping ruso

Hajo Seppelt es el realizador de este video que ganó fama por reportajes de investigación sobre el dopaje, además de contener grabaciones secretar que demuestran indicios de un sistema de doping amparado por el estado y por todo un aparato de ocultamiento

viernes 12 de diciembre de 2014 - 9:30 am

Un documental alemán, que se centraba en Rusia, reveló el miércoles 3 de diciembre el escándalo de un dopaje que generó un gran revuelo internacional. En total, 225 atletas de 39 países dieron valores dudosos en sus controles sanguíneos medidos antes de 2009. Entre los señalados hay 5 franceses, 3 británicos, 25 kenianos y 58 rusos. Pero, sobre todo preocupa la situación de tres campeones olímpicos en 2012 cuyas nacionalidades no se conocen. Sin embargo, uno de ellos sería una estrella del atletismo británico, según el diario inglés The Telegraph. [pullquote position=”right”]Un documental revelador dejó en evidencia una red de doping ruso[/pullquote]

Hajo Seppelt es el realizador de este documental que ganó fama por reportajes de investigación sobre el dopaje, además de contener grabaciones secretar que revelan indicios de un sistema de doping amparado por el estado y por todo un aparato de ocultamiento. El ex director de la Agencia Rusa Antidopaje Witali Stepanov dice en el documental que su mujer, la ex mediofondista Julia Rusanova, le contó cómo ella recibió durante años sustancias dopantes: “ella me contó que todos los deportistas en Rusia se dopan porque de otro modo no se podrían lograr resultados” y agregó que “los entrenadores son presionados y ellos presionan a los atletas. Los atletas no piensan que hacen algo indebido cuando usan sustancias prohibidas”.

La propia Stepanova, suspendida en 2013 por dos años, habló a ARD sobre esta situación: “Es algo que se mete en la cabeza de los entrenadores y ellos se lo meten en la cabeza a los deportistas. Por eso cuando un deportista toma un preparado prohibido no cree estar haciendo algo malo”

Por su parte, el entrenador de lanzamientos Oleg Popov señaló que los deportistas no tienen alternativa, mientras que la lanzadora de disco Jevgenia Pecherina aseguró que el 99 por ciento de los atletas rusos se dopan. Mariya Savinova, ganadora del oro en los 800 metros de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, aparece a hablando sobre sus propias prácticas dopantes, incluida la ingesta del anabólico oxandrolon.

“Entendí muy claramente que los funcionarios intentan asegurarse de que los atletas ni siquiera sean sometidos a pruebas”, declaró Stepanov, quien trabajó durante tres años para la agencia. La atleta precisó incluso las tarifas que le pidió el médico deportivo Serguei Portugalov, encargado de colaborar con la IAAF para crear un equipo de trabajo antidoping: 50.000 rublos (940 dólares o 760 euros) por la victoria en 800 metros, 30.000 o 20.000 por la segunda o la tercer plaza. “Tuve que pagar las medallas ganadas”.

La investigación aseguró que el presidente de la federación rusa de atletismo y tesorero de la IAAF,Valentin Balajnichev, está envuelto en un caso de corrupción. Liliya Shobujova, una de las mejores atletas de maratón del mundo, aseguró haber comprado su participación en los Juegos de Londres 2012 pagando 450.000 euros a funcionarios rusos pese a que ya había resultados llamativos de sus análisis de sangre. “Entregamos el dinero y nos dijeron: ‘Todo irá bien’”.

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF), acusada en el documental de tapar algunos casos dudosos, reaccionó el martes recordando que hasta el 2009 no existía el pasaporte biológico. Sin embargo, aunque se encontrasen los valores sanguíneos dudosos, no significaría que existieran tales casos de dopaje. El pasaporte biológico es lo que permitiría llegar a esa conclusión con certeza.

COMENTARIOS