Subsidios

El Gobierno Nacional liberaría tarifas eléctricas a partir de enero y las facturas subirían hasta un 300%

Según confirmaron fuentes empresariales a Nexofin, el Gobierno adelantó a las compañías eléctricas que a partir de enero cortarán con los subsidios y permitirán a las empresas aumentar sus tarifas, que deberán ser acordadas con cada provincia

jueves 11 de diciembre de 2014 - 3:55 pm

“Esperanos hasta enero porque ya nos adelantaron que vamos a poder subir las tarifas y ahí va a entrar dinero”, fue la respuesta que recibió estos días un empresario a la hora de pedir aumentos en los servicios que presta a una de las distribuidoras de energía eléctrica más importantes del país.

Según pudo saber Nexofin, en esa conversación, desde  Empresa Distribuidora de Energía Norte (EDEN) anticiparon que los aumentos se darán a partir de enero, tal como había deslizado el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en una de sus habituales conferencias de prensa en noviembre último.

De esta manera, lo que hasta ahora era tan sólo un rumor termina de confirmarse. Según pudo saber este portal, las empresas distribuidoras recibieron el aval definitivo de los entes reguladores para proponer aumentos en las tarifas que deberán ser acordados directamente con cada provincia. Esto ocurre ya que el Gobierno Nacional decidió no prorrogar el acuerdo de convergencia firmado con provincias para congelar las tarifas eléctricas en todo el país durante 2014.

La decisión oficial de dar vía libre a las energéticas para proponer aumentos -que serán definidos de manera autónoma con cada provincia- tiene una única condición a cambio: aumentar la inversión en infraestructura, uno de los talones de Aquiles del entramado energético nacional. Las empresas se comprometieron a aumentar la caja designada a inversiones, ante la posibilidad de aumentar sus ingresos de facturación a sus clientes.

Aumentos llegarían al 300%

“Sin subsidio podría haber un aumento de hasta tres veces la tarifa actual de la provincia porque sin subsidio puede pasar cualquier cosa”, alertó el ministro de Hacienda de Corrientes, Enrique Vaz Torres, en noviembre último, al olfatear los pasos que seguiría el Gobierno Nacional ante un inminente fin del acuerdo de convergencia que mantenía congelados los precios del servicio.

Corrientes fue una de las provincias que de manera más ferviente se opuso a la quita de subsidios nacionales. Sin embargo, no fue la única. En Córdoba, el gobernador José Manuel de la Sota deberá decidir el reciente pedido de la Empresa Provincial de Energía (EPEC) de un incremento promedio para 2015 de 28,9 por ciento.

El resto de las provincias deberán sentarse a negociar con las distribuidoras energéticas para imponer las nuevas tarifas a los usuarios.

Finalmente, Capital y el Conurbano no tendrán efecto alguno sobre las tarifas porque son de regulación nacional y no dependen de las jurisdicciones en las que distribuyen. Sin embargo, no se descarta que en estos distritos también el Gobierno Nacional decida aumentar los valores del servicio.

COMENTARIOS