Tecnología

Avanza la telefonía 4G, con una asignación parcial de frecuencias y menos recaudación

La Secretaría de Comunicaciones asignó menos frecuencias para Claro, Movistar y Personal que las que se habían ofertado, y por esto se recaudará menos de la mitad

jueves 11 de diciembre de 2014 - 8:39 am

Al ofertar 2200 millones de dólares, junto con ArLink, en la licitación de las frecuencias necesarias para implementar la tecnología LTE en el país (una de las opciones para ofrecer 4G), Claro, Movistar y Personal ya tienen asignadas frecuencias para dar telefonía 4G en la Argentina.

Si todo salía bien, esta iniciativa permitiría mejorar la telefonía celular, dando una mayor velocidad de conexión y descomprimiendo las redes 3G. Pero los sucesos de los últimos días hacen anticipar que el monto recaudado será mucho menor.

Ocurre que, de acuerdo a lo consignado por el diario La Nación, la Secretaría de Comunicaciones asignó menos frecuencias para Claro, Movistar y Personal que las que se habían ofertado, y por esto se recaudará menos de la mitad de los dólares esperados.

El 21 de noviembre la Secretaría de Comunicaciones anunció la adjudicación de las frecuencias para Claro; el 27 de noviembre lo hizo para Personal; y el 2 de este mes lo hizo para Movistar.

Todavía no hubo noticias en cuanto a ArLink, del grupo Manzano-Vila, el cuarto participante de la licitación.

Claro pagó menos porque le dieron menos. Cuando se anunció la licitación del 4G, se definieron tres frecuencias de uso: 1700 y 2100 MHz (lo que también se conoce como AWS o LTE banda 4) y se sumó la de 700 MHz (LTE banda 17), compartida con la televisión digital, y que es muy atractiva porque ofrece buen alcance en áreas poco pobladas.

Las tres operadoras locales ofertaron por todas esas frecuencias (AWS y 700 MHz), pero la Secretaría de Comunicaciones sólo les asignó en AWS; y no el espectro en la banda de 700 MHz.

Fuentes del matutino mencionado le indicaron a éste que la razón de esta decisión es la discusión entre el Gobierno y las telefónicas acerca del pago de las frecuencias en pesos, como querían las compañías, o en dólares, como exige el Gobierno, para contribuir a las reservas del Banco Central.

Y por esa puja, la Secretaría de Comunicaciones, que tiene la potestad de aceptar o no las ofertas realizadas, sólo asignó una parte de las frecuencias.

COMENTARIOS