Política

“MI”: cómo fue la campaña del kirchnerismo para instalar a Insaurralde, la más cara del 2013

El intendente de Lomas de Zamora multiplicó por siete la inversión que el FPV realizó para su primer candidato a diputado en Capital, Juan Cabandié

jueves 11 de diciembre de 2014 - 6:50 am

Martín Insaurralde era el mayor desafío del Frente para la Victoria (FPV) a comienzos de 2013. La meta era convertir ese intendente del conurbano poco conocido, en una figura popular para toda la provincia.

Así, el oficialismo desplegó en este “proyecto” un millonario arsenal proselitista: fue la campaña más cara de 2013; y aun así todo terminó con la renuncia del jefe comunal de Lomas de Zamora a su banca de diputado, a un año de haber asumido.

El Frente para la Victoria desembolsó $9,6 millones en carteles en la vía pública durante el último mes de los comicios de 2013, según una auditoría de la Cámara Nacional Electoral, a la que accedió el diario La Nación.

Aunque el oficialismo declaró $2,6 millones para todos los gastos de cartelería en los tres meses de campaña, un número varias veces menor a lo relevado por el informe, que se rigió por los precios de mercado.

La campaña de Insaurralde fue la más costosa de 2013. En carteles, el candidato oficialista gastó un 38% más que Sergio Massa , el ganador de la elección.

El intendente de Lomas de Zamora multiplicó por siete la inversión que el FPV realizó para su primer candidato a diputado en Capital, Juan Cabandié.

Para la lista de Insaurralde, el kirchnerismo pegó, entre el 20 de septiembre y el 17 de octubre de 2013, un total de 2.314 gigantografías en la provincia de Buenos Aires y en los puntos centrales de la Ciudad.

Esquinas emblemáticas y trajinadas autopistas fueron forradas con la cara del lomense y los slogan “MI Seguridad”, “MI Industria”, “MI empresa” o, simplemente, “MI”, de acuerdo a lo detallado por el estudio.

 

COMENTARIOS