Android

Tres consejos clave para cuidar la seguridad de tu smartphone Android

Descargar aplicaciones solo desde las tiendas oficiales y utilizar contraseñas fuertes son algunos de los consejos que hay que tener en cuenta para proteger los celulares de posibles malwares

miércoles 10 de diciembre de 2014 - 5:11 pm

Android es el sistema móvil más utilizado alrededor del mundo y a pesar de que posee un gran y efectivo sistema de seguridad, éste puede ser violado y penetrado por algún virus en caso de que no se utilicen correctamente los accesos a internet y las descargas de aplicaciones. [pullquote]Cómo cuidar la seguridad de mi smartphone Android[/pullquote]

Para proteger a tu smartphone de cualquier tipo de Malware es indispensable realizar las descargas de aplicaciones mediante la plataforma Google Play, ya que si se descargan elementos desde otras plataformas podría correr riesgo nuestro celular.

Instalar aplicaciones

“Al contrario de lo que ocurre con iOS, es muy sencillo instalar una aplicación por tu cuenta o con la ayuda de otro usuario pero nunca debe instalarse una aplicación desde una plataforma o una página web de terceros, ya que podría estar infectada. Lo mejor es desactivar esta capacidad y utilizar una app integrada de comprobación de seguridad”, explicó un experto.

“Cuantas más aplicaciones tengas instaladas en tu dispositivo, mayor es el riesgo de que alguna de ellas sea maliciosa. Además, hay muchas que ya estaban instaladas cuando adquiriste el dispositivo y que no utilizas. Conserva las más útiles y deshazte de las demás”, recomiendan.

Contraseñas

Es de suma importancia también tener contraseñas fuertes que contengan palabras y números para que nuestros archivos personales no sufran ningún tipo de infección. En este y en todos los dispositivos y plataformas que utilizamos siempre, siempre, siempre es conveniente utilizar contraseñas seguras y, a priori, robustas. Esto se consigue combinando mayúsculas con minúsculas y otros caracteres como números.

Wi-Fi

Android se conecta automáticamente por defecto a cualquier red WiFi a la que se haya conectado anteriormente. Esta función, aunque práctica y cómoda, puede ser peligroso, ya que si se trata de un punto de acceso sin clave puede ser aprovechada por ciberdelincuentes.

La recomendación es fijarse bien dónde nos conectamos y para qué fin. «Evita las conexiones públicas y comprueba la lista de redes inalámbricas que tienes almacenadas. Igualmente, desactiva la conexión automática», sugieren.

COMENTARIOS