Bonos

Desde hoy y con un mercado en baja, el Gobierno busca u$s 3000 millones

Un peor contexto externo arrastró a los bonos y restó atractivo a la oferta

miércoles 10 de diciembre de 2014 - 7:08 am

El Gobierno iniciará hoy, en un contexto totalmente adverso, la operación de canje del bono Boden 2015, consistente en la propuesta de pago anticipado de ese título que vence en octubre próximo y la emisión de hasta u$s 3000 millones de nueva deuda Bonar 2024.

El contexto global no ayuda: arrastrada por el bajo precio del petróleo y la incertidumbre en Europa, la bolsa porteña cayó ayer 7,22% y arrastró consigo al precio de los bonos, lo que deprimió la oferta del país, que los analistas ya consideraban poco atractiva.

Por su parte, la Corte de Apelaciones de Nueva York realizará este mediodía una audiencia con representantes del Banco Central, la República y los fondos buitre, que buscan embargar las reservas. Cualquier guiño a favor de los holdouts agregará ruido indeseado.

El Ministerio de Economía propuso pagar u$s 97 en efectivo por cada lámina de 100 de Boden 2015; canjear ese papel por un Bonar 2024, a diez años de plazo y una tasa de 9%; y emitir nueva deuda a ese plazo.  [pullquote position=”right”]Desde hoy y con un mercado en baja, el Gobierno busca u$s 3000 millones[/pullquote]

La adversidad del mercado hizo que el Bonar 2024 bajara en los últimos 3 días desde u$s 95,74 a 94,66 por lámina de 100. El Boden 15 cayó desde u$s 98,11 a u$s 97,65. Como Economía estableció un precio fijo de u$s 96,2 por cada papel de u$s 100 para el Bonar 24, la oferta pierde atractivo, porque las nuevas planchas se pagarían más caras de lo que marca el mercado. El canje de Boden 15 por Bonar 24 también es poco redituable por la diferencia de u$s 2,996 entre ambos

Ahora bien, la colocación de un bono por hasta u$s 3.000 millones sin road show hizo sospechar a bancos e inversores de la existencia de un gran comprador detrás. Todos los ojos apuntaron a JP Morgan, la banca de inversión que participación de la operación por la cual el Gobierno pagó la expropiación de YPF a Repsol con bonos Bonar 24. JP Morgan se quedó con una parte de esa emisión.

Sin embargo, en Economía descartaron esa suerte de preadjudicación. “No hay nada preacordado; este equipo no se dedica a preacordar”, indicaron cerca de Axel Kicillof.

COMENTARIOS