Negocios

Equipos de fútbol, los nuevos trofeos de los multimillonarios

Los fines de estas adquisiciones no son comerciales, ya que aseguran desde el sector que los empresarios se encuentran con grandes perdidas en estos negocios

martes 9 de diciembre de 2014 - 7:48 am

Para el multimillonario Roman Abramovich u$s 28,7 millones podría no ser mucho, y esa es la ganancias que su club, el Chelsea, logró la temporada pasada.

El empresario ruso viene acumulado grandes pérdidas con el Chelsea, desde que compró el club en 2003. Pero a él no le importó y pagó lo necesario para llevar algunos de los mejores jugadores del mundo a Stamford Bridge para conseguir el éxito.

Bajo su mandato, el club ganó tres títulos de la Premier League, cuatro Copas FA, la Liga de Campeones en 2012, la Liga Europea en 2013 y dos Copas de la Liga.

Abramovich es el mejor ejemplo de una persona rica que ha adquirido un club de fútbol como un “activo-trofeo”.

Según lo consignado por el diario El Cronista, que los multimillonarios compren equipos de fútbol no se debe a razones comerciales, ya que no son negocios suficientemente rentables.

Por eso, la UEFA, el máximo organismo del fútbol europeo, trata ahora de poner fin al hecho de que los multimillonarios acumulen muchas pérdidas al hacerse de uno de estos negocios, mediante la incorporación de normas que les exigen a los clubes ser rentables.

Estas reglas del Juego Limpio Financiero de la UEFA están modificando la forma de pensar de Abramovich y otros como él, que continúan siendo los grandes operadores en el mercado de fichajes, pero ahora están más preocupados que en el pasado por el valor de reventa de sus jugadores.

De esta manera, las reglas de la UEFA están logrando, en cierta medida, que los propietarios manejen a sus clubes de fútbol de forma igual que lo hacen con sus otras empresas.

Paul Rawnsley, director del grupo de negocio de deportes de Deloitte, señaló al respecto: “El Juego Limpio Financiero puede hacer que el fútbol sea más lógico para inversionistas potenciales. La magnitud de las pérdidas se redujo en los últimos años”.

COMENTARIOS