Justicia

Los presos del “pabellón de los famosos” que cobran sueldos

Jorge Mangeri, Eduardo Vásquez, Miguel ‘Mameluco’ Villalba y Rodolfo Bomparola son algunos de los detenidos que ganan $ 4 mil por mes por hacer tareas en la cárcel

domingo 7 de diciembre de 2014 - 9:47 pm

Jorge Mangeri realiza tareas de mantenimiento y limpieza en el Módulo 1 del Complejo Penitenciario de Ezeiza. No tiene horario fijo. Pero trabaja entre cuatro y seis horas diarias. Eduardo Vásquez, ex baterista de Callejeros que purga una condena a prisión perpetua por el homicidio de su mujer, también trabaja, pero no de músico, sino como mantenimiento en el sector de educación del mismo penal donde está el acusado del crimen de Angeles Rawson.

Ambos cobran el equivalente a un salario mínimo, vital y móvil, y estarían en condiciones de percibir aguinaldo y hasta tener vacaciones, según lo resuelto por la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal, que esta semana hizo lugar a un pedido realizado por un grupo de reclusos alojados en la misma unidad penitenciaria.

El portero es uno de los presos más reconocidos que tiene la cárcel de Ezeiza. Su explosión por la mediatización del caso, lo convirtió en uno de los detenidos estrellas, y un privilegiado dentro del pabellón. Desde junio de 2013 está alojado en un pabellón conocido como “el de los famosos”. Además de trabajar, el ex encargado del edificio de la calle Ravignani está cursando la secundaria. Por eso, divide sus horas entre su trabajo como limpieza y el estudio.

En el mismo sector del penal también están Vásquez, el ex sindicalista José Pedraza, condenado por el homicidio del militante de izquierda Mariano Ferreyra, y el empresario Leonardo Fariña, procesado por evasión tributaria.

Según indicaron fuentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF) a Perdil, Mangeri y Vásquez perciben un sueldo de 4.400 pesos bruto. “Con las deducciones por jubilación y la Ley 19.032 (servicios sociales) ganan un sueldo de bolsillo de 3.784,pesos”, dijeron.

Rodolfo Bomparola cobra lo mismo. Recordemos que está detenido por su presunta vinculación con una banda de narcos VIP. Caso similar es el de Miguel “Mameluco” Villalba, ex candidato a intendente de San Martín, también vinculado a una organización narco y condenado a 23 años de prisión. Bomparola está alojado en el penal de Villa Devoto y trabaja en el taller de bolsas que tiene la Unidad.

La misma actividad realizan dos acusados en una resonante causa por lavado de dinero: Jesús Yepez Gaviria y el pastor David Andrés Acevedo Muñoz, procesados por narcolavado. Mameluco Villalba, por su parte, realiza trabajos de limpieza y mantenimiento en el Módulo 2 de Ezeiza.

En la misma situación se encuentran los represores Miguel Etchecolatz y Jorge “el Tigre” Acosta, alojados en el Complejo Penitenciario I de Ezeiza, entre otros.

En la actualidad más de 7 mil internos que están bajo la órbita del SPF cobran el equivalente a un salario mínimo, vital y móvil. El gasto en sueldos se duplicó a partir de la conformación del sindicato: según pudo saber PERFIL, sobre la base de datos que maneja el SPF, en 2011 el Estado abonó 130 millones de pesos de peculio, mientras que en 2012 el gasto llegó a 220 millones. En 2013 se pagaron cerca de 290 millones.

Para 2014 se estima que el gasto supere los 350 millones, y eso sin tener en cuenta los nuevos beneficios que tendrán los presos: aguinaldo y vacaciones pagas.

Los internos que actualmente se encuentran trabajando en el Servicio Penitenciario Federal (SPF) cobran el sueldo en cheques emitidos por el Banco Nación de la Argentina. Aunque el sindicato de presos, que forma parte de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) que conduce Hugo Yasky, pelea para que todos los detenidos puedan estar bancarizados.

COMENTARIOS