Torneo de Transición

San Lorenzo venció a Vélez de cara al Mundial de Clubes

Con goles de Villalba y Domínguez en contra, el "Ciclón" se impuso por 2-0 ante el "Fortín", que cerró una campaña mediocre de apenas 25 puntos

viernes 5 de diciembre de 2014 - 11:24 pm

San Lorenzo de Almagro, el último campeón de América, se impuso esta noche a Vélez Sarsfield 2-0 en Liniers, en el marco de la última fecha del campeonato local, antes de viajar a Marruecos para jugar el Mundial de Clubes.

Los goles los hicieron Lucas Villalba y Sebastián Domínguez, en contra, a los 39 y a los 43 minutos del segundo tiempo, respectivamente.

San Lorenzo cerró así un torneo de bajo rendimiento, en el que acumuló 26 puntos, ocho triunfos, dos empates y nueve caídas.

Vélez, por su parte, totalizó 25 unidades y en los próximos días tendrá que definir la continuidad tanto del goleador Lucas Pratto como de su entrenador, José “Turu” Flores.

“El Ciclón” tuvo un arranque efervescente, con mucha presión de parte de todas sus líneas y la manifiesta intención de ir a buscar el arco contrario.

Sin embargo, esa verticalidad no pudo verse reflejada en situaciones claras de gol en el primer tiempo, ya que Vélez se mantenía ordenado y sólido defensivamente frente a avances por cierto predecibles.

Asimismo, una vez que bajó el ritmo de la visita, “El Fortín” comenzó a jugar con mayor soltura y generó peligro, aunque tampoco encontró el gol.

La chance más propicia de la etapa inicial surgió de un desborde por izquierda de Emiliano Papa, quien buscó a Pratto en el corazón del área, y “El Oso” disparó por arriba del travesaño.

El atacante estuvo a punto de abrir el marcador otra vez a los 3 minutos del complemento, pero tan sólo conmovió el arco con un tiro en el palo.

En definitiva, Vélez no aprovechó sus ocasiones ante un visitante que para ese momento ya había asumido un rol especulativo, y cerca del final, en el momento más caliente del encuentro, lo pagó caro.

A los 39 minutos, Walter Kannemann buscó al ingresado Villalba con un pase largo, el delantero controló con mucha categoría a la espalda de Papa y fusiló al uruguayo Sebastián Sosa, con un puntinazo para marcar el 1-0.
Vélez perdió entonces la templanza, en su desesperación incurrió en un juego brusco, y sobre la hora recibió el golpe de gracia.

Entre Mauro Matos y Pablo Barrientos se las ingeniaron para meter la pelota al área por izquierda, un rechazo imprudente de Emiliano Amor rebotó con mala fortuna en Domínguez y causó el 2-0 para liquidar el encuentro.

COMENTARIOS