Sociedad General

La conmovedora lucha de una madre que logró recuperar a sus hijos

Luego de cuatro meses sin ver a sus nenes de 6 y 10 años, Daiana Vitaliti hizo público su caso, que la llevó a viajar a España para reencontrarse con los pequeños y volver a Mendoza los tres juntos

jueves 4 de diciembre de 2014 - 12:31 pm

Una mujer mendocina de 31 años vivió cuatro meses terribles. Daiana Vitaliti le había firmado un permiso a su ex marido (Andrés Ceballos) para que se lleve a sus hijos de 6 y 10 años de vacaciones a Barcelona, donde el hombre vive actualmente. Sin embargo, nunca imaginó que ese viaje no tendría fin y que sus hijos no regresarían a Mendoza en la fecha acordada. [pullquote position=”right”]La conmovedora lucha de una madre que logró recuperar a sus hijos[/pullquote]

Vitaliti confesó que por mucho tiempo pensó que ya no los vería porque nunca imaginó que su ex, con quien dijo tener una buena relación, haría semejante cosa: “Jamás pensé que iba a llevarse a los niños. Mi hijo más grande vive de paseo, de compras, no va al colegio y ahora dice que se quiere quedar (en España), pero esa no es la vida normal que tenían acá (en Mendoza)”.

El padre, con la falsa promesa de llevarse a los pequeños de vacaciones, nunca le devolvió los chicos a su madre. “Se llevó a los chicos a otro lugar y estuvieron desaparecidos durante tres semanas. Hasta que a principios de noviembre, la policía de Vila Franca del Penedés los encontró”, señaló la mujer, quien en una oportunidad viajó a España, pero solo pudo ver a sus hijos unas escasas veces, ante la presencia del ex marido y por lapsos de no más de 20 minutos.

Ceballos debía llevar a los niños a su casa de Mendoza el 10 de noviembre, pero los chicos nunca llegaron. El hombre debía llevar a los niños a su casa de Mendoza el 10 de noviembre, pero nunca sucedió. “El padre los llevó hasta la puerta de la casa de mi hermana y no los dejó bajar del auto. Luego quiso argumentar que los chicos no querían regresar”, detalló Daiana en declaraciones televisivas.

La mujer consiguió hace un mes una orden de restitución a su favor de la justicia catalana, con la que fue hasta el colegio español donde el padre había anotado a los chicos y obligó a las autoridades de la escuela a entregarle a sus hijos. Daiana confesó que uno de los momentos más duros que vivió fue cuando su hijo de diez años “salió corriendo” ante el miedo de que algo malo estuviera sucediendo. “Él pensaba que yo lo estaba engañando y hasta decía que era español”, lamentó.

Una vez que la mujer fue hasta el consulado argentino y la recibió el cónsul Marcelo Irigoyen, pudieron gestionarle el cambio de fecha de pasajes para regresar a Argentina. Hasta ese día, los tres se escondieron en la casa de un familiar de ella que vive en España por miedo a que el ex marido reaccionara violentamente y tomara represalias.

“Teníamos una buena relación (con el ex) . Nada hacía pensar que debía sospechar de él. Mis hijos hoy están felices de estar en su casa”, concluyó.

COMENTARIOS