Sociedad

En Almagro opera un hospital especial: sus pacientes son muñecos

Julio Roldán asegura que no hay juguetes que no tengan arreglo

miércoles 3 de diciembre de 2014 - 9:32 am

Sus pacientes son de plástico o porcelana, y son muy pequeños los clientes que los llevan, con la esperanza que los “cure”.

Hablamos del “doctor” Julio Roldán, quien sólo atiende domingos y feriados en su “clínica” de muñecos, tiene 67 años y pasó su infancia en una casa de poco recursos sobre las sierras de Córdoba, donde sus juguetes eran sus creaciones de barro.

Pero ahora Roldán vive en Buenos aires y desde hace años obtuvo el título de médico de juguetes. En su casa taller de Almagro asegura que no hay muñecos que no tengan arreglo.

“Algunos dicen que soy un artesano pero en realidad soy un orfebre de muñecas, lo que en un sentido más amplio, más allá de lo estrictamente técnico del oficio, es una manera de restaurar afectos”, le indicó Julio al Diario Popular.

Satisfecho por su trabajo, este particular doctor afirma que siempre va a haber un nene o una nena que quiera jugar con los muñecos reparados.

“Ocurre que pego onda enseguida con los muñecos y es por eso que paso muchas horas aquí, trabajando y atendiendo a los clientes que me traen muñecas en busca, también, de restaurar afectos”, señaló Julio.

COMENTARIOS