Judiciales

Ruta del dinero K: “desapareció” documentación clave de una usina de facturas truchas de Austral

Se trata de Grupo Penta, la empresa de Bahía Blanca que llegó a facturarle casi $7 millones a la firma del santacruceño Lázaro Báez

lunes 1 de diciembre de 2014 - 6:01 am

Una compañía proveedora de Austral Construcciones, investigada por emisión de facturas truchas, denunció un sospechoso robo de documentos contables.

Se trata de Grupo Penta, la empresa de Bahía Blanca que llegó a facturarle casi $7 millones a la firma del santacruceño Lázaro Báez.

La historia empezó el 4 de mayo de 2011, cuando la delegación regional de la AFIP intimó por nota Nº 03100020130996904 a Grupo Penta para que presente libros de IVA, ventas y compras desde enero 2009 hasta marzo de 2011, copia de los balances y un listado de clientes y proveedores.

Según lo confirmado por el portal Perfil.com, los inspectores sospechan que la empresa facturó millones de pesos por servicios que jamás prestó y terminó por beneficiar a Austral Construcciones en la reducción de impuestos.

Grupo Penta, dirigida por el empresario Silvio Ficcadenti, no tenía empleados ni tampoco maquinarias, pero declaró en su balance de 2010 ventas por $853 mil, cuando tuvo una facturación próxima a los $4 millones en ese mismo período.

El 11 de marzo de 2011 Mauro, el hijo menor de Ficcadenti, denunció en la Comisaría 2ª de Bahía Blanca el robo de documentación que estaba en el baúl de su automóvil Volkswagen Golf patente ULB 880.

El joven había estacionado el vehículo a la una de la madrugada en el playón de la Universidad del Sur. Iba a bailar a una disco llamada Club Universitario.

Entre lo que presuntamente robaron estaban las copias de los balances, de bienes de uso, pagos a la AFIP, capetas con formularios F731 y f.931, carpeta de ingresos brutos, carpetas con datos societarios y carpetas bancos de DP Personas Jurídicas, constitución de la Sociedad Anónima, haberes de los años 2008, 2009 y 2010.

COMENTARIOS