Internacionales

Brasil gira a más ortodoxia: Dilma le declara la guerra a la inflación y plantéa la necesidad de un ajuste fiscal

La mandataria busca que el país recupere la credibilidad de los inversores y vuelva a crecer a un ritmo sostenido

viernes 28 de noviembre de 2014 - 7:24 am

En lo que da cuenta de un giro pragmático, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, comunicó ayer oficialmente quien formará parte de su nuevo equipo económico, que planteó de inmediato la necesidad de un fuerte ajuste fiscal y un riguroso control de la inflación.

Con esta nuevas medidas, la mandataria busca que el país recupere la credibilidad de los inversores y vuelva a crecer a un ritmo sostenido.

Así, el banquero Joaquim Levy, conocido como “Manos de Tijera” por su cercanía a la austeridad y al recorte de los gastos públicos, sucede a Guido Mantega como ministro de Hacienda.

En su primera conferencia de prensa, Levy, que fue ministro del Tesoro durante el gobierno de Lula da Silva, explicó que su objetivo para 2015 es que Brasil llegue a un superávit fiscal primario del 1,2% del PBI.

“Alcanzar estas metas es fundamental para generar confianza, y para retomar el crecimiento y consolidar los avances sociales de los últimos 20 años”, sostuvo el flamante ministro.

La asunción de los nuevos funcionarios se hará efectiva cuando el equipo de transición termine de planificar las medidas que podrían ser implementadas incluso antes de que Dilma empiece su nuevo mandato, el 1° de enero.

COMENTARIOS