Barrabravas

Lugones: “El kirchnerismo en cada club del fútbol argentino tiene una barra oficial”

El autor del libro “Barrabravas para Todos” describe el sistema que montó el Gobierno

jueves 27 de noviembre de 2014 - 7:29 am

La escena violenta en River Plate días atrás oculta lazos más profundos que los barras tienden con la política. El abogado miembro de la ONG “Fútbol en Paz en Argentina” Juan Manuel Lugones apunta en esa dirección y sostiene que kirchnerismo montó un sistema en el que “juega con una barra oficial en cada club“.

“Los años del kirchnerismo son dorados para los barras. Una barra es aceptada en detrimento de la otra y les garantizan impunidad en sus negocios”, sostiene el autor del libro Barrabravas para todos.

La barrabrava de River Plate se caracterizó por sus aceitados vínculos con el vértice del poder. Lugones enumera las conexiones: la constitución de la patota del INDEC contó con fuerza de choque millonaria, charlas en las que Matías Goñi se jactó de que “mientras esté Cristina Kirchner…no me pasa nada”, las banderas anti-Clarín que supieron lucirse en la Sívori Alta y también los trapos azuzando la Ley de Medios. Todo a la sombra del cerebro que cultivó, como militante de la unidad básica en Las Cañitas, migas con el exsecretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno: Joe. [pullquote position=”right”]Lugones: “El kirchnerismo en cada club del fútbol argentino tiene una barra oficial”[/pullquote]

No todo termina ahí, para el autor de “Barrabravas para Todos”, la mayor protección salta a la vista en la causa de reventa de entradas que llevó adelante -hasta su intento de destitución- el fiscal José María Campagnoli. En la misma figuraba el hermano de la ministra de Seguridad Diego Rodríguez, llamado “el boletero”, quien también tendría vinculaciones con operaciones financieras ligadas a Austral Construcciones. Tras la suspensión de Campagnoli, la causa ingresó en un laberinto cuando asumió el caso la fiscal Cristina Caamaño.

La protección no solo se traduce en protección judicial sino que también las barras oficiales nunca figuran en los listados de los derechos de admisión. “Quien tiene la personería de la barra tiene la titularidad de los negocios“, define Lugones la causa de la batalla que enfrenta a la barra oficial con la barra disidente, integrada por los Patovicas de Hurlingham y La Banda del Oeste.

“Este sistema sembró de muerte a la Argentina y nos hicieron acostumbrar a un fútbol sin visitantes, con barras oficiales y a tener entre diez y trece muertos por año”, advierte Lugones.

Scioli y los barras

“Daniel Scioli sostuvo al comisario Rubén Pérez, que fue lo más vergonzoso que le pasó al Comité de Seguridad Deportiva de la Provincia”, apunta.

Massa y los barras

Por su parte, el candidato del Frente Renovador, Sergio Massa, según Lugones, convivió durante años con la barra de Tigre

 

Macri y los barras

El postulante del PRO, Mauricio Macri, “demostró su cinismo al decirle a la Justicia no tuvo relación con Rafael Di Zeo“.

“Los barras bravas son una especie de barreminas, los mandan para que hagan el trabajo sucio”, afirma.

La doble moral de Insaurralde

Según Lugones, el diputado del Frente para la Victoria, Martín Insaurralde, es un exponente del doble discurso ya que firmó los contratos de barras de Banfield, Boca y Los Andes en el municipio de Lomas de Zamora. Y ahora presentó un proyecto para tipificar la figura del barrabrava. “Con la derecha firma los contratos de la barra y con la izquierda presenta el proyecto para combatirlos”, señala.

COMENTARIOS