Elecciones en River

Irene Cingolani, la socia número uno de River

A sus 91 años, se hizo presente en el Monumental para poder ser parte del nuevo destino de su querido equipo, tan castigado en estos últimos tiempos por los fracasos deportivos y las pésimas gestiones en materia económica

domingo 15 de diciembre de 2013 - 12:36 pm

Ella es la número uno. Fue testigo de aquel equipo de Barnabé Ferreyra y Carlos Peucelle, por los que River había pagado una suma astronómica que lo haría acreedor del apodo “Millonario” para siempre (35 y 10 mil pesos respectivamente). También, fue de las pocas que pudo ver al equipo jugando en su primer estadio, aquel de Avenida Alvear y Tagle. Tuvo la oportunidad de presenciar el nacimiento de “La Máquina”, la encarnación perfecta del fútbol ofensivo riverplatense y la prueba viva que justifica el “paladar negro” que aún hoy condiciona a un hincha “Millonario” de ley. Luego llegaría el primer tricampeonato, seguido por 18 años sin títulos y duras derrotas. Sin embargo, River era simplemente un gigante dormido, y ella pudo ver su resurrección cuando llegó a lo más alto en el año 1986, ganando la Libertadores y la Intercontinental. Nuevas páginas de gloria se siguieron escribiendo durante la década del 90′, que además sería el preámbulo para la página más negra de la historia del club, la tragedia: el descenso a la B Nacional en el año 2011.

[pullquote position=”right”]”No me gusta hablar de ídolos, pero si tuviera que elegir me quedo con Pedernera y Labruna”. [/pullquote]Francescoli, Rojas, Labruna, Di Stéfano, Ortega, Crespo, Alonso, Díaz, Carrizo, Pedernera…son sólo algunos de los grandes nombres del fútbol argentino que Irene Cingolani pudo ver en un campo de juego a lo largo de toda una vida acompañando a River Plate. Socia desde el año 1929, su carnet exhibe el número uno, que ella muestra orgullosa. Ha participado en todas las elecciones, menos una: después de Aguilar. Hoy Irene se hizo presente en el Monumental para poder ser parte del nuevo destino de su querido equipo, tan castigado en estos últimos tiempos por los fracasos deportivos y las pésimas gestiones en materia económica.

Quisimos conocer a quién tiene pensado votar Irene, ya que pocos podrían saber mejor que ella lo más conveniente para el club en este momento. Sin embargo, ella no duda un instante y responde con un rotundo “el voto es secreto”.

COMENTARIOS