Seguinos en nuestras redes

Política

Senado: oficialismo dio media sanción a la reforma del Código Procesal Penal

La propuesta del Ejecutivo, con 42 modificaciones, fue aprobada por 34 votos a favor y 24 en contra. La oposición consiguió que una comisión discuta la situación judicial de Boudou

El oficialismo consiguió hoy en el Senado, tras casi seis horas de debate, aprobar y girar a la cámara baja la reforma integral del Código Procesal Penal remitido por el Gobierno, al que le fueron aplicadas 42 modificaciones durante el tratamiento en comisiones.

El proyecto fue aprobado por 39 votos afirmativos, integrados por el oficialismo y aliados, más la sorpresa del peronista pampeano Carlos Verna -argumentó que cuando era gobernador impulsó una reforma similar- y los representantes del Movimiento Popular Neuquino Guillermo Pereyra y Carmen Crexell. En tanto, hubo 24 votos negativos de todo el arco opositor, mientras que el senador Carlos Menem volvió al recinto tras casi un año de ausencia pero no estuvo en su banca al momento de la votación.

El presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, el oficialista Pedro Guastavino, fue el encargado de presentar la reforma al indicar que se trata de “una herramienta que será utilizada especialmente contra el delito organizado y el delito complejo, como la trata de personas, el narcotráfico y el lavado de dinero”.

El jefe del radicalismo, Ernesto Sanz, confirmó que su bloque no pensaba “acompañar políticamente” la propuesta, aunque admitió que si están de acuerdo con el pasaje de un sistema inquisitivo a uno acusatorio, que implica la norma.
“Este código no va a resolver los problemas de la justicia argentina, porque el problema que tiene la justicia pasa por su dependencia del poder, por la cercanía con el poder económico, el poder político, el poder mediático, cualquiera, eso la aleja de su independencia y eso nos perjudica a todos”, apuntó.

En tanto, el oficialista Aníbal Fernández afirmó que con esta ley “estamos hablando de un cambio trascendental” y postuló que “la mayoría de los países de América” tienen este sistema acusatorio.

“Hablamos de un juzgamiento ágil y eficiente y para eso hay que garantizar la correcta implementación” dijo y recordó que, entre los cambios introducidos al proyecto original, se estableció que las causas “se repartirán por sorteo”, en lugar de dejarlo a la discrecionalidad de la Procuración General de la Nación.

Su colega salteño Rodolfo Urtubey se encargó de responder cuestionamientos del radicalismo como “el referido al artículo 35 de la suspensión de juicio a prueba para extranjeros” y sobre la queja por el tema de dejar solo para el condenado el beneficio de pedir la revisión de la sentencia.

“Tiene razón Sanz cuando dice que la nulidad obedece a los principios generales del derecho por eso no puede incluirse en el Código”, disparó Urtubey, pero aclaró que “una cosa es la revisión de la condena, que siempre ha sido en el derecho penal humanista el último recurso a favor del condenado” y otra es “la nulidad de la una sentencia”.

En contra, también se pronunciaron la macrista Gabriela Michetti, el socialista Rubén Giustiniani (en nombre del interbloque FAP-UNEN), la peronista disidente y adolfista Liliana Negre de Alonso.

Además del pasaje de un sistema inquisitivo a uno acusatorio, el nuevo Código deja la investigación en manos del fiscal; mientras el juez pasa a actuar como garante del proceso y a dictar las sentencias; se elimina el juicio por expediente y se establece, en su lugar, la audiencia oral y pública como el escenario para desarrollar el juicio y aplicar la sentencia.

Entre las modificaciones incorporadas por el oficialismo se cuenta también la eliminación del polémico concepto de “conmoción social” como argumento para impedir la excarcelación de un acusado; se incluyó el sistema de sorteo para la adjudicación de causas a los fiscales en lugar de la facultad que se le daba a la Procuración General de la Nación para hacerlo en forma discrecional.

Se incorporó como condición para considerar peligro de fuga de un imputado “la constatación de detenciones previas” y la “declaración de reincidencia por delitos dolosos”, que en la práctica significa un cerrojo para evitar lo que en lenguaje popular se conoce “puerta giratoria”, dado que el juez podrá tener en cuenta la existencia de causas pendientes a la hora de dictaminar que un detenido por un delito siga preso.

Política

La insólita excusa que utilizó un ministro de Catamarca para explicar por qué no construyen escuelas

Sus declaraciones se dieron en medio del acto por el Día de la Bandera y generó repudio no sólo entre los presentes sino también en el ámbito político de la provincia, donde pidieron por su renuncia.

En plena celebración por el Día de la Bandera, un grupo de alumnos de la ciudad San Pedro de Guasayán, en Catamarca, llevó a cabo un petitorio ante las autoridades para la construcción de una escuela y recibieron una insólita respuesta.

Fue por parte del ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia, Isauro Molina, quien ante la solicitud de los estudiantes para contar con un edificio propio les contestó: “No podemos hacer escuelas para alumnos que no existen”.

En medio del acto del 20 de junio, el funcionario destacó la unidad de los alumnos en la búsqueda por lograr sus cometidos. Sin embargo, causó sorpresa al comenzar a explicar los motivos que inducían a la negativa de llevar a cabo una obra: “Tenemos que ser conscientes de que la demanda potencial de matrícula, la cantidad de chicos que van a asistir al sistema educativo, es cada vez menor”, evaluó.

“Por el impacto tecnológico, los chicos van a estudiar cada vez menos en la escuela y más en sus propios hogares, como los padres van a trabajar cada vez más en sus hogares”, continuó el ministro de Ciencia, que frenó algún intento de respuesta del público que se encontraba presente.

Acto seguido, deslizó un curioso cuestionamiento a los estudiantes. “Es muy importante que ustedes, cuando hagan una solicitud, hagan un estudio de lo que se llama demanda potencial”, dijo el funcionario.

 

Y prosiguió con su insólita explicación: “El censo reciente indica que en general la densidad poblacional está bajando en la Argentina. No podemos hacer escuelas para alumnos que no existen, que tienen que ver con nuestro deseo o nuestra fantasía”, remató Molina.

Sus palabras no sólo generaron repudio entre los presentes, sino también en el ámbito de la política, donde realizaron un pedido de renuncia. “Si el ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica, Isauro Molina, no conoce los datos del Censo 2022, donde se revela que la densidad poblacional aumentó, ya que éramos 40 millones y ahora somos 47 millones, debe renunciar“, escribió el diputado provincial Hugo Ávila en su cuenta de Facebook.

Por su parte, el senador nacional Flavio Fama mandó a Molina a estudiar matemáticas: “Habría que decirle al ministro que estudie matemáticas, porque densidad poblacional es la cantidad de habitantes por kilómetro cuadrado, y a menos que la Argentina haya duplicado su superficie en los últimos 10 años, el último Censo nos da que hay 7 millones de personas más que en 2010”, expresó.

Continuar leyendo

Política

Martín Guzmán le respondió a Cristina Kirchner: “Es importante que el déficit fiscal se reduzca”

El ministro de Economía apunto contra la vicepresidente por su relativización del impacto de la emisión monetaria en el inflación

En momentos de turbulencia financiera con el dólar cotizando a la alza y los bonos a la baja, el ministro de Economía, Martín Guzmán, intentó generar calma y dar certezas a inversores y bonistas que harán “todo lo que haya que hacer” para asegurar que los títulos públicos en pesos son un instrumento seguro.

“El Banco Central dio un mensaje muy claro al respecto, ha dicho: ‘Haremos absolutamente todo lo que haya que hacer para asegurar que los títulos públicos en pesos son un instrumento seguro’”, sostuvo en Radio Con Vos el ministro.

En la misma línea agregó: “Se va a trabajar en forma absolutamente decidida: convertir a los títulos del Tesoro en el activo seguro de la economía. Vamos a asegurar que el Tesoro sea seguro y tenga una tasa de interés por encima de la que pagan las Lelics”.

En sus declaraciones también apuntó contra la vicepresidente, Cristina Kirchner, que responsabilizó, entre otros funcionarios, a Guzmán por permitir que en el país ocurra un “festival de importaciones” que atenta directamente contra el atesoramiento de dólares, a la vez que relativizó el impacto de la emisión monetaria en la inflación: “El déficit no necesariamente es la causa de los desmadres económicos y de la super inflación”.

Al respecto, Guzmán se distanció de la postura de CFK de poner más plata en el mercado en desmedro del desequilibro de las cuentas: “El Estado tiene que ir ordenándose, y por eso es tan importante que el déficit fiscal se reduzca; no podemos comparar la capacidad de financiamiento del déficit de la Argentina con Estados Unidos, son cosas diferentes”.

El ministro también aseguro que cuando el Gobierno tuvo que tomar medidas de “expansión” del gasto lo hizo, pero que ahora es momento de la “consolidación”: “Le toca al Gobierno tomar acciones que consoliden, y eso es lo que vamos a hacer; queremos tener una evolución de la demanda interna, con un economía que crece, genera empleo, y acumula reservas, importante para poder seguir creciendo el año que viene y atacar el problema de la inflación”.

Continuar leyendo

Política

Planes sociales: la estrategia de Cristina Kirchner para poder avanzar sobre una millonaria caja

El avance de la vicepresidenta sobre el manejo de la asistencia no tuvo una pizca de improvisación; busca provocar un doble efecto político

Aumenta la tensión entre el gobierno y las organizaciones sociales. Los dichos de Cristina Kirchner contra la cantidad de planes y la actitud pasiva del gobierno de Alberto Fernández frente la administración de los mismos a través de “dirigentes barriales” comenzó a surgir efecto.

Según detalla el periodista Edgardo Alfano, la maniobra está calculada: busca provocar un doble efecto político. Debilitar la alianza del Gobierno nacional con esos sectores y restarles poder territorial, sobre todo en el conurbano bonaerense, donde La Cámpora quiere crecer mucho más de lo que ha logrado.

El kirchnerismo busca apoyarse en los intendentes y en los gobernadores del oficialismo, siempre listos a la hora de abrir sus brazos para recibir cajas suculentas que incrementes las famélicas economías locales, sobre todo de cara a un año electoral como será el 2023.

Control de los planes sociales: la caja más grande la controla La Cámpora

Cristina se reunió en su despacho del Senado con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro. La idea es presentar un proyecto para pasar a los jefes comunales el control de los planes sociales.

Cristina Kirchner con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro

Datos claves: solo el “Potenciar Trabajo” tiene un presupuesto anual de más de 227 mil millones de pesos. Se estima que el Movimiento Evita maneja cerca de 130 mil planes y Barrios de Pie unos 60 mil.

Elecciones 2023: la fórmula presidencial que suena cada vez más fuerte en el Instituto Patria

Durante las últimas horas, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, ratificó que “no va a haber más altas del plan Potenciar Trabajo” y señaló que apunta a que gobernadores e intendentes lo ayuden a difundir que los beneficiarios “pueden elegir dónde quieren trabajar, que no pueden ser rehenes de nadie”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR