Censura

Furia en Tucumán con los medios que no transmitieron las protestas ni los saqueos

El gobernador fue el principal apuntado en las protestas. Pero también hubo repudió a la red mediática que lo protege

sábado 14 de diciembre de 2013 - 12:45 pm

“Algo se ha quebrado, se siente el quiebre en la sociedad”, reconoció ayer un José Alperovich mucho más débil que en sus anteriores diez años de Gobierno. El mandatario tucumano intentó centrar la responsabilidad de la crisis en la Policía, pero el “quiebre” del que habló también se produjo con él, su entorno político y la red de protección mediática que construyó.

La impresionante movilización del miércoles por la noche en San Miguel terminó de plasmar la bronca que venían expresando los tucumanos en las redes sociales, inundadas de mensajes contra Alperovich y la policía.

Pero en la protesta también quedó en claro el profundo malestar de la gente con los principales medios audiovisuales de la provincia, que en el inicio de la crisis impusieron un cepo informativo para proteger al gobernador.

Durante la manifestación hubo un escrache en el Canal 8, propiedad de Telefé pero manejado por Carlos Rojkés, el cuñado de Alperovich. Rojkés es también el conductor del noticiero mañanero “A las 7” y funcionario del Senado de la Nación, donde su hermana es presidenta provisional.

Según cuenta el diario La Gaceta, los manifestantes también repudiaron al cronista de ese medio durante toda la transmisión de la protesta. La bronca también estuvo dirigida a los periodistas de Canal 10 y las radios LV12 y LV7.

Canal 10, perteneciente a la Universidad Nacional de Tucumán pero manejado por la Secretaría de Medios, también dio una muestra de cómo funciona la red de protección de Alperovich. El programa “Los Primeros”, conducido por Omar Noblega, sufrió fuertes presiones para que no informen sobre los saqueos.

“Estamos al aire. Sin la posibilidad de reproducir nada. Las computadoras no pueden ir al aire, tampoco las señales de Buenos Aires que habitualmente reproducimos. Nadie en Canal 10 sabe decirnos por qué. La explicación es: no se puede, nada más”, explicaron en su cuenta de Facebook.

Amenazas contra un periodista. Al control de los principales medios audiovisuales de la provincia, el alperovichismo le suma la persecución contra los periodistas que no forman parte de la red de protección del gobernador.

El periodista Adrián Intile, de radio Antena 8, denunció que esta semana recibió varias amenazas por sus críticas a la administración provincial durante los saqueos. Intile indicó que no es algo nuevo y que tiempo atrás ya había recibido mensajes intimidantes.

“EMPEZA A CERRAR LA BOCA O TE LA VAMOS A CERRAR. CUIDATE QUE TE TENEMOS CERCA SEUDO PERIODISTA”, fue el primer mensaje que recibió Intile. “A VOS NO TE MANDAMOS NADA… CAGON LA POCA AUDIENCIA NI ESA MINA TE VAN A LIBRAR QUE PAGUES TODAS. LACRA!!!”, fue la segunda amenaza.

Pero también su pareja recibió amenazas. “Decile a tu novio que cierre la boca o lo hacemos mierda. MIERDA”, le escribieron desde una computadora, un método que utilizan para no ser rastreados. “PELOTUDA CUIDATE”, fue el segundo mensaje que recibió la mujer.

Intile no realizó la denuncia penal ya que en otras oportunidades no ha tenido ninguna respuesta por parte de la Justicia.

Bronca con el Gobierno nacional. Las redes sociales no solo fueron el vehículo de los tucumanos para romper el cerco informativo de los medios provinciales sino también para expresar la bronca con las autoridades nacionales.

En las últimas horas comenzó a circular en YouTube un video titulado “Tucumán de luto”, donde se contraponen las imágenes de los saqueos y el caos en Tucumán con el festejo encabezado por Cristina Kirchner en la Plaza de Mayo.

A través de las redes sociales también circuló un audio en el que supuestamente se escucha a una hija de Alperovich alertar sobre la crisis que se avecinaba y que no se evitó.

Fuente: La politica online

COMENTARIOS