El drama de Pistorius

Pistorius comenzó una amistad en la cárcel con la persona menos indicada

Se trata de uno de los mafiosos más peligrosos y famosos que están presos en Sudáfrica, el checo Radovan Krejcir, enjuiciado por secuestro, intento de homicidio y tráfico de drogas

viernes 14 de noviembre de 2014 - 10:40 am

El atleta paralímpico sudafricano, Oscar Pistorius, que fue sentenciado por asesinar a su novia Reeva Steenkamp, empezó a vincularse con otros presos dentro de la penitenciaría en la que debe cumplir su condena.

La nueva “amistad” le trajo problemas a ambos, ya que se trata de uno de los mafiosos más peligrosos y famosos que están presos en Sudáfrica, el checo Radovan Krejcir, enjuiciado por secuestro, intento de homicidio y tráfico de drogas.

Este hombre tiene cierto privilegios en la prisión, gracias a su fortuna y a las maniobras de sus abogados. Uno de estos beneficios deslumbra al atleta sudafricano: los aparatos para realizar ejercicios que tiene en su celda VIP, envidia de los otros delincuentes.

La relación entre ambos habría empezado cuando Krejcir lo invitó a Pistorius a disfrutar de sus máquinas. El atleta comenzó utilizando una bicicleta fija de última generación y entrenaban juntos en el sector que tiene el checo, para uso exclusivo suyo.

Sin embargo, los aparatos de gimnasio fueron confiscados por las autoridades penitenciarias sin una explicación sólida para el dueño de las máquinas. “MI equipo fue ofrecido al señor Oscar Pistorius para entrenar a su arribo… sin mi conocimiento”, se excusó el mafioso en una carta dirigida a los responsables de la confiscación, con copia a Human Right Watch y Amnesty International.

Y agregó que a pesar de ello, no “objetó” que usara sus máquinas e incluso que “entrenaran juntos”, reveló.

Este es Radovan Krejcir, el nuevo “amigo” de Pistorius:

Radovan Krejcir

COMENTARIOS