Seguinos en nuestras redes

Salud

¿Qué pasa si tomás Coca-Cola todos los días durante un año?

Consumir bebidas azucaradas y gaseosas es uno de los hábitos alimenticios favoritos de la sociedad, pero provoca distintos efectos en la salud

Se recomienda mantener un estilo de vida saludable y una buena alimentación para reducir el riego de padecer cáncer, enfermedad que afecta a millones de personas. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud acaba de presentar el Código contra el Cáncer, en el que proponen 12 recomendaciones para disminuir el riesgo de sufrir un tumor, entre las que se recomienda limitar el consumo de bebidas azucaradas.

El consumo de bebidas azucaradas, entre las que destacan especialmente las carbonatadas como la Coca-Cola, se relaciona con un inevitable aumento de peso. Según estimaciones de 2014, la obesidad y el sobrepeso afectan ya a uno de cada cinco niños en los países del área de la OCDE. La epidemia más grave de las regiones desarrolladas está causada por dos razones: dietas ricas en grasas y azúcares y una baja actividad física.

En cada lata de este refresco hay demasiado azúcar, pero al beberlo, no llenamos lo suficiente nuestro estómago, y seguimos teniendo hambre. Esto se debe al alto índice glicémico y un bajo índice de saciedad.

Los kilos de más que subimos por el consumo de Coca-Cola se asocian también con problemas de salud, como la aparición de diabetes tipo 2, esto de debe al aumento desmesurado de calorías y la concentración de azúcares que se absorben rápidamente en sangre.

Otra de las consecuencias que descubrió un estudio realizado recientemente es que las bebidas azucaradas podrían estar detrás del aumento de la incidencia de asma. Los jóvenes que tomaban más de 21 vasos de estas bebidas azucaradas o más de 10 vasos de jugo a la semana tenían un riesgo más alto de sufrir este trastorno respiratorio. Según la investigación publicada en European Journal of Clinical Nutrition, el motivo podría ser que el aumento de azúcar favorezca la inflamación, tan característica del asma.

En una investigación publicada en American Journal of Public Health, muestra que los efectos negativos conocidos hasta el momento y además la relación entre el consumo de bebidas azucaradas y su nivel de envejecimiento celular, cifra alarmante.

En conclusión, tomar demasiadas bebidas azucaradas puede ocasionar serios perjuicios sobre nuestra salud. Además del consecuente aumento de peso, consumir a diario productos como la Coca-cola puede llegar a provocar la aparición de problemas como la diabetes o el asma

TE PUEDE INTERESAR