Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

Marcha atrás: el kirchnerismo frenó el criticado proyecto de la estación espacial china en Neuquén

La base se había empezado a construir, pese a no contar con el aval del Congreso ni de la Legislatura provincial

Tanto en las reuniones de asesores como en la de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el Frente para la Victoria (FPV) en su conjunto habían dado su acuerdo para que, con ayuda financiera y operativa de China se instalara una base espacial en Neuquén. Y si bien todo estaba previsto para que una semana después la iniciativa se tratara y se aprobara en el recinto, nunca se sometió a votación.

Ahora, fuentes parlamentarias aseguraron al diario Infobae que no está claro el motivo, en medio de mucho hermetismo, hay sectores del FPV a los que no les cierra el proyecto.

En este sentido, el secretario general de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), Félix Menicocci, aseguró que tanto desde inteligencia militar como en el Ministerio de Defensa manifestaron su apoyo al proyecto, pero la comisión de Defensa no fue convocada para tratarlo.

Y aparecieron nuevas voces con críticas aún más fuertes: la incertidumbre de si el personal que trabajará en las 200 hectáreas cedidas para el proyecto será civil o militar. Según observó el senador Fernando “Pino” Solanas expresamente en su momento, la empresa china CLTC –a cargo de la obra– depende del Departamento General de Armamento y de la Comisión Central Militar del Ejército Popular de Liberación de China.

Pese a esa suspicacia, la Conae y la Embajada de China aseguran que la base tendrá fines civiles: “Es un proyecto de avistaje lunar con fines pacíficos”, sentenció Menicocci. Pero la oposición ha advertido que los acuerdos (con dos anexos reservados hasta último momento) no dicen nada al respecto, a diferencia de otros pactos, como las iniciativas de la Agencia Especial Europea en la localidad mendocina de Malargüe, que en los contratos manifiestan taxativamente sus fines absolutamente civiles.

Otro aspecto íntimamente relacionado tiene que ver con el impacto geopolítico de un proyecto de estas dimensiones, sobre todo de cara a la Unasur. Incluso podría generar un conflicto con Chile, puesto que la base se montará a pocos kilómetros de la frontera.

En una síntesis de ambos cuestionamientos, el ex vicecanciller Roberto García Moritán explicó: “La estación, con antenas que permitirían una cobertura y visibilidad casi completa de la Tierra, sería a la vez un centro potencial de escaneo de comunicaciones, rastreo y detección de satélites, control de lanzamientos a escala global, incluso, en caso de necesidad, de misiles, drones y otras actividades militares semejantes. Estas circunstancias, entre otras, pondrían a la Argentina en teoría en un complejo mapa de riesgos hipotéticos. No se trata de temas menores ya que la presencia de una estación estratégica de estas características, por sus efectos, hace a la defensa nacional y a orientaciones de política exterior”.

Por su parte, el ex diputado Miguel Ángel Toma evaluó: “Estamos entrando en un conflicto muy serio, porque esta cesión es por 50 años y queda claro que en los próximos 50 años va a haber una confrontación global, entre China como potencia emergente y desafiante, con lo que es hoy Occidente representado por Europa y Estados Unidos”.

No obstante, esa crítica de la oposición es un punto a favor dentro de la lógica de un sector del FPV. En la sesión de comisión, el senador Marcelo Fuentes consideró explícitamente que el acuerdo brinda cierto equilibrio que beneficia al país y que mostraría una señal de soberanía.

Por otra parte, un aspecto tan clave como controvertido es el comercial. Los acuerdos contemplan una exención impositiva de 50 años para la empresa CLTC, que estima que la estación estará en funcionamiento en 2016. A cambio hay una inversión de 300 millones de dólares. Pero según advirtió la oposición, las dos empresas encargadas de la construcción son del gigante asiático.

“El laburo de las empresas nacionales va a ser muy nimio, porque el capital grueso lo van a reinvertir en empresas chinas”, explicó una fuente consultada por este medio.

Ese es otro aspecto cuestionado, la falta de reciprocidad del pacto: no hay transferencia de tecnología, capacitación a profesionales argentinos o algo que sirva como contraprestación.

En ese sentido, Solanas apuntó que el beneficio para el país será “mínimo”. Sucede que Argentina podrá acceder a sólo un 10% del tiempo disponible para el desarrollo de sus proyectos en la base. “Son sólo 2 horas y 40 minutos por día de uso de la antena de los chinos”, protestó el senador de Proyecto Sur.

De esta manera, el megaproyecto especial avanza aunque sólo cuenta con un dictamen de comisión de su favor. Todavía no fue autorizado por el Congreso ni de la Legislatura de Neuquén. Y esa discusión quedaría para el año próximo.

Política Internacional

Tenso cruce entre Boris Johnson y Alberto Fernández por Malvinas: “es un tema resuelto hace 40 años”

Los mandatarios se reunieron en el marco de la cumbre del G7 en Alemania, pero no lograron ponerse de acuerdo para tratar el tema de la soberanía sobre las Islas del Territorio Argentino.

En el marco de la reunión de los líderes del mundo en Alemania, el presidente Alberto Fernández le pidió al premier británico Boris Johnson iniciar una negociación por la soberanía de las Islas Malvinas durante un encuentro que ambos mantuvieron en los Alpes bávaros.

La charla entre el primer ministro británico y el presidente argentino comenzó con la guerra en Ucrania pero fue Alberto Fernández el que inmediatamente sacó el tema de la soberanía de las Islas Malvinas.

Nosotros tenemos un problema que hasta que no lo solucionemos no vamos a poder avanzar en nada y es el tema de a Malvinas y necesitamos que Gran Bretaña se siente a negociar”, expresó Fernandez. A lo que inmediatamente, Boris respondió cerrando la conversación, que “ese es un tema resuelto hace 40 años atrás”.

La reunión entre Alberto Fernández y Boris Johson fue en el segundo día de la cumbre del Grupo de los 7 países más industrializados del planeta que se desarrolla en Munich, Alemania. Según trascendió, el encuentro habría sido “muy tenso”.

Fuentes oficiales, aseguraron que durante la reunión, los mandatarios hicieron un análisis de la situación de la guerra en Ucrania. En ese sentido, el Presidente reiteró que aboga por una salida con diálogo y de manera pacífica.

Luego, Johnson habló de las posibilidades de la Argentina con granos, gas y proteínas. Pero Fernández le dijo que “no se podrá avanzar con nada” hasta no poder iniciar conversaciones por las Islas Malvinas.

Esto provocó la respuesta del jefe de Estado argentino: “No, hace 40 años atrás lo que sucedió es una guerra. Ahora todos los años las Naciones Unidas dicen que nos tenemos que sentar a negociar”.

“Si no hablamos, es un tema en el que la Argentina no va a retroceder”, replicó el presidente argentino y reiteró que “toda la relación va a estar trabada” si no se avanza en este sentido.

Por su parte, Johnson también planteó la cuestión “de la autodeterminación de los pueblos en Ucrania” como algo similar a Malvinas, a lo que Fernández dijo que “no tiene nada que ver una cosa con la otra, porque el tema de las islas es un enclave colonial”.

El encuentro duró media hora y se concretó en el castillo bávaro de Elmau. La agencia oficial Telam dijo además que Fernández pidió el restablecimiento de vuelos regulares entre las islas y el territorio continental argentino con la aerolínea de bandera.

La reunión bilateral, había sido solicitada por el Reino Unido en el marco de la cumbre del G7.

Continuar leyendo

Política Internacional

G7: Alberto Fernández fue recibido por el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz

En el marco de la cumbre que reúne a los líderes mundiales, el Presidente y su par alemán, hablaron sobre la guerra en Ucrania, la crisis de alimentos y los lazos bilaterales.

El presidente Alberto Fernández se reunió hoy con el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz, en el marco de su participación como invitado en la cumbre del G7 que tiene lugar en el complejo Schloss Elmau, en el distrito bávaro de Garmisch-Partenkirchen, a unos 100 kilómetros de la ciudad de Múnich.

Durante el encuentro, los líderes analizaron el impacto que provoca el conflicto en Ucrania en la producción, distribución y el mercado de alimentos, al dialogar sobre la agenda de cambio climático, seguridad alimentaria y energía, que la cumbre estableció como temas prioritarios.

Por su parte el jefe de Estado argentino, agradeció a Scholz la invitación que le hiciera personalmente y confirmó que ambos países comparten valores democráticos y de solidaridad internacional. Fernández destacó en esa línea que el multilateralismo y el diálogo son las principales herramientas para seguir enfrentando los múltiples desafíos globales.

Durante el encuentro el mandatario estuvo acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el Ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero.

Más temprano, durante su participación en la rueda de discursos, Alberto Fernández llamó a los países integrantes del G7 a resolver “el sistema económico que genera pobreza y permite que la riqueza se acumule en unos pocos”, al tiempo que convocó a Rusia y Ucrania a dialogar para resolver el conflicto que tiene repercusiones negativas en todo el mundo.

“Es hora de entender, de una vez y para siempre, que el problema no es la pobreza. El problema a resolver es el sistema económico que la genera y permite que la riqueza se acumule en unos pocos”, destacó el mandatario nacional al cerrar su primera participación de la jornada en la Cumbre de Líderes que tiene lugar en el Schloss Elmau.

Ante los dirigentes de Alemania, Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Italia y Francia, el Presidente hizo hincapié primero en la guerra en Ucrania , por lo que señalo: “Soy consciente de que solo 1.800 kilómetros separan este recinto de donde se está librando una guerra”.

En ese sentido, destacó que “Argentina condenó la invasión de Ucrania por parte de la Federación de Rusia. Una vez más reclamamos el pleno apego a todos los principios del multilateralismo. Creemos en la solución pacífica de las controversias y en el pleno respeto de los derechos humanos”.

En su primer mensaje del día ante el plenario de la cumbre, sostuvo que el país “desde un comienzo reclamó el cese de las hostilidades” y ahora llama a “impulsar el diálogo entre las partes involucradas”.

Además, el líder del Gobierno argentino, sostuvo que para poder hacer frente a los desafíos actuales, entre los que incluyó problemáticas ambientales, sanitarias, energéticas y financieras, es necesaria “la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional que incluya a las periferias del mundo”.

Siguiendo con su alocución, Fernández, expuso sobre los Derechos Especiales de Giro (DEGs) emitidos por el Fondo Monetario Internacional, mecanismo que la Argentina se vio imposibilitado de utilizar para la reconstrucción pospandemica ya que debió derivarlos para el pago de intereses de la deuda adquirida con ese mismo organismo durante la Presidencia de Mauricio Macri.

 

Continuar leyendo

Política Internacional

Avión venezolano-iraní: el Gobierno recibió dos alertas antes de que aterrizara

Uno de esos avisos fue escuchado en persona por el propio presidente Alberto Fernández cuando encabezaba la comitiva argentina que participó de la Cumbre de las Américas, en Los Ángeles

La justicia federal continúa investigando a los 19 tripulantes de un avión venezolano-iraní retenido en el Aeropuerto de Ezeiza, en medio de sospechas de que participaba en actos de inteligencia y terrorismo internacional en los países de la región.

Según detalla el diario Clarín, el Gobierno Nacional recibió al menos dos alertas diferentes donde se informaba que un avión iraní-venezolano volaba por la región, se anticipaba que aterrizaría en la Argentina, y se destacaba que entre su tripulación mixta, entre persas y caribeños, se podían encontrar vínculos con el terrorismo islámico.

De acuerdo al periodista Nicolás Wiñazki, uno de esos avisos fue escuchado en persona por el propio presidente Alberto Fernández cuando encabezaba la comitiva argentina que participó de la Cumbre de las Américas, en Los Ángeles.

El Jefe de Estado tuvo en los Estados Unidos decenas de diálogos con funcionarios norteamericanos. También estaba allí su par paraguayo, Mario Abdo Benítez, tal vez el mandatario más confiable para el Departamento de Estado en la región. Lo mismo para Israel.

El delegado de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en ese país, un agente cuyo nombre se resguardará por el secreto de inteligencia, elevó a sus superiores especificaciones sobre un avión iraní que era hasta ese momento una sombra.

Guaidó sobre el avión venezolano-iraní: “Maduro tiene vínculos terroristas y usa aviones iraníes para lavar dinero”

Todo ocurrió al poco tiempo que el gobierno de Abdo Benítez recibiera documentación desde los Estados Unidos e Israel donde se ratificaban del peor modo las sospechas más lógicas sobre esa nave y su gente.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR