Brasil

Fuerte ajuste en Brasil para reducir el déficit fiscal y bajar la inflación

El Gobierno de Dilma Rousseff recortará varios subsidios sociales y eliminará incentivos a la economía para equilibrar sus deterioradas cuentas fiscales. El anuncio se produce luego de conocer el déficit histórico de septiembre

domingo 9 de noviembre de 2014 - 9:29 am

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ganó ajustadamente las elecciones unas semanas atrás. Ahora, ya en el poder, debe apagar unos cuantos incendios y la solución, por el momento, será el ajuste.

El Gobierno de Brasil recortará varios subsidios sociales y eliminará incentivos a la economía para equilibrar sus deterioradas cuentas fiscales, según ha anunciado el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

De este modo, se reducirán los gastos en las prestaciones por desempleo, en los abonos salariales, que se conceden a trabajadores fijos que ganan hasta 2 salarios mínimos, en los subsidios por enfermedad y en las pensiones por fallecimiento.

El anuncio se produce una semana después de conocer el resultado de las cuentas fiscales de septiembre, que arrojaron un histórico déficit primario de 25.500 millones de reales (US$ 8.000 millones).

Para realizar su paquete económico, el Gobierno estará obligado a reformar la Ley de Presupuesto, para reducir así la meta de superávit prevista para el pago de los intereses de la deuda. El deterioro de las cuentas fiscales se debió al estancamiento de la economía, que está en “recesión técnica” al acumular dos trimestres negativos.

“Vamos a hacer los deberes: apretar el control de la inflación, vamos a tener límites dados por nuestra restricción fiscal para hacer toda una política anticíclica que podría ser necesaria ahora”, indicó Dilma Rousseff, quien aseguró que no intervendrá en la meta inflacionaria establecida por el gobierno en 4,5%, con dos puntos más o menos”.

COMENTARIOS