Seguinos en nuestras redes

Contenido Sensible

La imagen que conmueve al mundo: un chimpancé bebé llora junto a los restos de su familia mutilada

Los miembros de la organización LAGA encontraron al pequeño mono, que llora cuando se le acerca un humano, en un allanamiento contra traficantes de animales

El fin de semana pasado se encontró con vida a un chimpancé bebé junto a 7 cabezas y 30 patas de chimpancé, durante una redada contra traficantes de animales en Camerún.

Este hallazgo conmovió e impactó a los miembros de la organización LAGA que detuvieron a dos hombres, cuando descubrieron al pequeño animal acurrucado en el suelo entre los restos mutilados de su familia. Se cree que estas personas querían cruzar la frontera con los restos de los monos y el mono bebé.

Un vocero de LAGA contó que el comercio ilegal de grandes simios está especialmente organizado: “Tales encuentros horribles son comunes durante las redadas a traficantes de simios”.

“Fuentes cercanas al caso aseguraron que los dos traficantes habían estado suministrando decenas de cabezas de chimpancés para transportarlas a Nigeria. Todo lo que necesitan es que el cliente haga los pedidos antes de que se realice la caza furtiva y así proporcionarle las piezas que pide”.

Los rescatadores detallaron que “el bebé llora sin parar cuando se le acercan los humanos”.

“Las hembras con bebés son las más expuestas porque los pequeños se aferran a sus madres y eso las hace más lentas”, comentó a El Mundo Federico Bodganowicz, director ejecutivo del Instituto Jane Goodall España (IGJ).

La organización LAGA está trabajando desde 2003 con los gobiernos y las investigaciones y ya logró ayudar a encarcelar a 1000 traficantes de animales de ocho países diferentes.

TE PUEDE INTERESAR