Dolar Informal

¿Porqué el dólar paralelo cayó por debajo de los 14 pesos?

El dólar paralelo volvió a retroceder con fuerza y cerró a $13,60. El cambio de presidente del Banco Central y los mega operativos de control impulsados son algunas de las razones de semejante baja

miércoles 5 de noviembre de 2014 - 6:57 am

En los últimos 34 días el cambio más relevante en la economía fue el del presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, a quien Economía prácticamente no lo autorizaba a subir las tasas de interés y le ponía trabas para usar las reservas para pagar importaciones, más allá de las energéticas, por Alejandro Vanoli, a quien se le permite un giro radical en la política monetaria y financiera.

Según el periodista económico Daniel Sticco, de Infobae, en este cambio de management en el banco de bancos argentino se encuentra la primera razón de por qué el dólar en el mercado libre comenzó a desandar la carrera ascendente, que había llegado a testear la zona de 16 pesos por dólar y la brecha se aproximó a 88%, para terminar en 13,60 pesos con un gap que se achicó a 58,8 por ciento.

Semejante reducción de casi 30 puntos porcentuales de la brecha se logró a través del retiro de pesos del mercado. La base monetaria que crecía a un ritmo de 20% en septiembre se atenuó a 15,3% en octubre, en comparación con un año atrás: una baja en términos reales de 18 por ciento. De ahí que la relación de convertibilidad entre la cantidad de dinero primario y las reservas en divisas que había subido a 14,87 pesos a mediados de octubre descendió a 14,17 pesos al 24 de ese mes (último mes) y se estima que descendió a menos de 14 en la actualidad.

Como segundo factor que explica el curso de la divisa es el despliegue de más controles, mucho más férreos de parte del Banco Central, la AFIP, la Comisión Nacional de Valores, junto a la Policía Federal y la Gendarmería en el microcentro, ya que no sólo se limitaron a transitar por las principales arterias de la ciudad, sino también incluyeron mega operativos en casas de Bolsa y Cambios, con fuerte repercusión mediática y suspensiones transitorias para operar y cargos a sus directivos. De ese modo se generó un cuadro de temor a compradores y vendedores y con ello se contrajeron las operaciones, más aún por la señalada falta de pesos.

Un tercer motivo es que, frente a esa realidad, algunos operadores experimentados comenzaron a advertir que podrían obtener abultadas ganancias de corto plazo con la venta de billetes norteamericanos y comprar bonos y acciones de alta liquidez, como las de los sectores energético y bancario: “Para qué guardar dólares si se puede tener en cartera un Boden 2015 que rinde 16 por ciento en dólares y queda guardado en la Comisión de Valores. Ni siquiera hay que gastar en cajas de seguridad o mantenimiento de cuentas”, reflexionaba un operador ante la consulta de Luis Beldi.

Como cuarta causa aparece la notable fluidez que adquirieron las validaciones de la AFIP de los pedidos de compra de dólar ahorro para quienes tienen ingresos declarados que van desde dos a 10 salarios mínimos vital y móvil, a un valor del orden de 11,56 pesos por unidad, porque se constituyó en un importante actor para alimentar la oferta en el mercado libre a 13,60 en la actualidad, porque posibilita una renta mensual de 18% y transformar un aumento salarial del 32% en 50 por ciento. De ahí que un mercado que se estimaba movía entre 6 y 7 millones de dólares por día pasó a contar con una oferta de más del doble, porque las ventas oficiales para ahorro saltaron de un promedio de 13 millones de dólares en agosto, a 17 millones en septiembre y más de 21 millones en octubre.

Finalmente, sobre el cierre de octubre apareció el quinto factor explicativo de la baja del dólar libre. El Banco Central activó parte del “swap de China”, por 814 millones de dólares. Se trata de un préstamo de corto plazo en yuanes que ingresan a las reservas en divisas, y posibilitaron poner freno a la caída de la posición en moneda extranjera: 275 millones en julio; 383 millones en agosto y 706 millones en septiembre, la cual se había convertido en un factor determinante del aumento de las tensiones cambiarias. En octubre, con la ayuda de China, repuntaron 186 millones.

Y ahora, se sospecha en la City que la dupla Kicillof-Vanoli buscarán obtener préstamos para fortalecer las reservas del Banco de Francia y de Basilea, que se sumarán a los ingresos esperados con la licitación de la banda de comunicaciones 4G por 2.200 millones de dólares, más el acuerdo con cerealeras para que anticipen liquidaciones de exportaciones en estos dos meses, octubre y noviembre, por 5.700 millones de dólares, para revertir el ciclo estacional de menor saldo de la balanza comercial.

COMENTARIOS