Pago de la deuda

Fin del “patria o buitres”: Axel Kicillof pide ayuda a empresarios locales para cerrar con holdouts

El ministro de Economía se reunió con cuatro representantes del empresariado local para encomendarles el estudio de un mecanismo para cerrar con el fondo NML Capital, de Paul Singer, después de enero

viernes 31 de octubre de 2014 - 3:39 pm

El Gobierno ablandó su discurso en las últimas semanas contra los fondos buitre y silenció las vociferadas críticas que barnizaron los discursos de los funcionarios desde que la Corte Suprema de los Estados Unidos se negó a tomar el caso argentino y dejó en manos del juez Thomas Griesa el futuro del litigio con holdouts.

Semanas atrás, Nexofin publicó un encuentro que mantuvo Alejandro Vanoli en Washington con figuras de las finanzas. En la reunión, organizada por el JP Morgan, el titular del Banco Central les adelantó que en el Gobierno querían cerrar el capítulo “buitres” a comienzos de año.

Ahora, el que tomó las riendas y apura estrategias para alcanzar un acuerdo es el propio ministro de Economía, Axel Kicillof. Según dio a conocer el periodista de Clarín Marcelo Bonelli, el funcionario se reunió con un “comité de empresarios” compuesto por Eduardo Eurnekián, Adelmo Gabbi, Gustavo Cinosi y Daniel Funes de Rioja. El pedido es claro: ayudar a tejer un mecanismo para acordar con el fondo NML Capital, de Paul Singer, después de fin de año, cuando quede sin poder de fuego la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers).

Entre las indicaciones que habría filtrado el ministro a los empresarios, destaca que la oferta de pago al conjunto de fondos buitre se realizaría en bonos y no en efectivo. Meses atrás, Jay Newman, gerente de cartera en Elliott Management, había adelantado que se encontraban dispuestos a aceptar un pago realizado en bonos.

En ese entonces, Newman aclaró que aceptarían un modelo de pago como el que el Gobierno alcanzó con Repsol y el Club de París, lo que implica un menú de opciones que incluye la entrega de bonos de largo plazo.

Por otra parte, según el citado matutino, Kicillof también sondeó al titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, para que se sume a los “empresarios asesores”, pero recibió una respuesta negativa.

Sin embargo, otras de las opciones que puso sobre la mesa Vanoli -en un encuentro realizado esta semana con Adelmo Gabbi-, fue una suerte de triangulación, donde los empresarios compraran la deuda en mano de los fondos buitre. Esta estrategia, sin embargo, tiene un antecedente cercano poco prometedor: en julio, un grupo de empresarios encabezado por Jorge Brito habían avanzado con las negociaciones para una compra de los bonos, hasta que desde el Ejecutivo tiraron abajo cualquier tipo de negociación.

COMENTARIOS