Seguinos en nuestras redes

Economía General

Peligro inminente: El Par entra hoy en default y crece riesgo de aceleración

El bono Par ingresará hoy formalmente en default técnico, al cumplirse los 30 días desde la fecha original de cobro de este título

Si bien el Gobierno depositó u$s 161 millones en Nación Fideicomisos (el nuevo agente de pago de la deuda), esos fondos no pudieron llegar a los destinatarios en Nueva York y en Europa, por lo que se considera un incumplimiento.

El peligro de esta situación es que se activen los pedidos de aceleración por parte de bonistas, lo cual haría caer al menos parcialmente las reestructuraciones de 2005 y 2010.

Según consignó ayer la agencia Bloomberg, Owl Creek Asset Management está en tratativas para juntar un grupo de bonistas y exigir la aceleración de la deuda. Este fondo, a través de los abogados de Kirkland y Ellis, estaría buscando inversores interesados “que posean títulos denominados en dólares con vencimiento en 2038”, es decir bonos Par. El grupo tendría que tener por lo menos el 25% de los u$s 5.400 millones de la deuda para acelerar después de que oficialmente entren en default, por lo que en principio estarían en condiciones de pedir que caigan los canjes.

Si bien el equipo económico estaba al tanto de intentos de bonistas en esa dirección, la información trascendida ayer es la primera que representa una amenaza concreta y que, en caso de prosperar, podría significar un duro golpe para las reestructuraciones de deuda efectuadas por el gobierno kirchnerista.

Hasta ahora se especulaba con la posibilidad de llegar hasta enero sin mayores novedades, lo que le hubiera dado al Gobierno mayor margen para emprender una negociación con los holdouts. Sin embargo, esta presión de parte de los “hold-in”, es decir de aquellos inversores que tienen bonos que participaron de las reestructuraciones, resulta un importante obstáculo para encarar una negociación con los fondos buitre.

Por otra parte, yn eventual pedido de aceleración le pondría mayor presión al Gobierno para que arregle con los fondos buitre lo antes posible, con el objetivo de evitar que se caigan los canjes efectuados durante la actual administración kirchnerista.

En el caso de que los intentos de aceleración fuesen exitosos, el Gobierno se vería forzado a pagar la totalidad de la deuda reestructurada hasta 2038 en efectivo. Por lo tanto, se vería obligado a reestructurar la totalidad de la deuda, perdiéndose los beneficios de las negociaciones llevadas adelante en 2005 y 2010.

Los activos argentinos recibieron ayer el impacto de estas novedades. Las acciones, que venían muy firmes en las últimas jornadas, terminaron con caídas significativas. Las acciones bancarias, por ejemplo, cayeron hasta el 3,3%, aunque tampoco fue un buen día para la brasileña Petrobras, que cayó más del 4%.

El fantasma de una aceleración exitosa también perjudica a los inversores que tienen bonos emitidos bajo ley argentina, como los pagados recientemente con normalidad (Boden 2015 y Bonar X). El mes que viene, por ejemplo, habrá que hacer frente a otro vencimiento, el del Bonar 24. Por eso, estos papeles que venían muy firmes en las últimas semanas podrían verse golpeados. Ayer se registraron caídas de hasta el 1,4%, pero que entran dentro de un rango lógico después de recuperaciones muy fuertes en las últimas jornadas.

La designación de Nación Fideicomisos también fue vista como una movida por parte del Gobierno tendiente a trabar cualquier intento de aceleración, ya que para eso es necesario presentarse ante el banco que actúa como fiduciario. Como la Ley de Pago Soberano cambió al Bank of New York por el Nación, los inversores no tienen otro remedio que acudir a la entidad argentina, que seguramente hará todo lo posible para trabar pedidos de inversores.

Fuente: Ambito Financiero

Economía

El banco JP Morgan alertó que en Argentina están dadas las “condiciones necesarias” para una hiperinflación

El informe fue publicado tras la renuncia de Martín Guzmán, sobre la cual indicó que “se produjo como consecuencia del conflicto de coalición de Gobierno de larga duración”.

En medio del revuelo por la salida de Martín Guzmán del ministerio de Economía, la asunción de Silvina Batakis como titular de la cartera y una agobiante crisis económica que azota el país, el banco JP Morgan aseguró que en Argentina están dadas las “condiciones necesarias” para que haya una hiperinflación.

La entidad financiera sostuvo que “como muestra la historia económica, las crisis políticas aparecen como condiciones necesarias para escenarios de muy alta/hiperinflación”.

Además, recordó que en octubre del año pasado “señalamos que los desequilibrios macroeconómicos requerían un programa de estabilización, aunque la falta de voluntad política hizo que tal enfoque fuera extremadamente improbable”.

En ese sentido, para JP Morgan, estos desequilibrios macro “se han vuelto más desafiantes, a pesar del enfoque sensible del FMI para ayudar al país para evitar que caiga en default, y los saltos en los precios de la energía y los productos agrícolas han exacerbado las presiones inflacionarias al alza, lo que suma ansiedad a la política”.

En el mismo informe, advirtió que “el camino a seguir parece inestable a medida que nos acercamos al año electoral, que hace que cualquier ajuste ortodoxo sea políticamente costoso y, por lo tanto, inviable. Por otro lado, cualquier estrategia expansiva solo aceleraría la inflación”.

En relación a la renuncia de Martín Guzmán, sostuvo que “se produjo como consecuencia del conflicto de coalición de Gobierno de larga duración”. Y puntualizó: “La gota que colmó el vaso parece haber sido la frustración del ex ministro con la implementación del ajuste de subsidios económicos, una dimensión clave en relación con el ritmo de consolidación fiscal”.

Continuar leyendo

Economía

Dólar hoy: tras la disparada del lunes, el “blue” bajó a $252

La cotización libre recortó más de 15 pesos en el día y la brecha cambiaria con la divisa formal que se negocia en el mercado mayorista se ubica en los 90,2 puntos porcentuales.

La rueda siguiente a la escalada que protagonizó el dólar “blue”, al cotizar a $280 -su máximo nominal histórico- en medio del revuelo por la renuncia de Martín Guzmán, inició con una tendencia bajista para las operaciones de la divisa informal, que cierra la jornada del martes ofrecido a $252 para la venta en cuevas de la city porteña. De esta manera, recortó un total de 15 pesos en el día luego de ofrecerse a más de $267 pasada las 14 horas.

En lo que respecta al mercado formal, el oficial mayorista se mantiene en $132,50 para la venta en el promedio de los bancos. En ese sentido, la brecha cambiaria con el dólar paralelo se ubica en el 90,2%.

En la misma línea, las paridades bursátiles también descendieron. El contado con liquidación”, uno de los mecanismos legales que tienen los inversores para comprar dólares, marcó un récord de $283 antes del mediodía, según la referencia del bono Global 30 (GD30C). Sin embargo, para las 16:10 horas volvía a cotizar a $273.

Por su parte, el MEP, otro de los dólares al que acceden los inversores a través de la Bolsa de Comercio, tocó por la mañana un récord de los $273 a través del bono Bonar 30 (AL30D). A la tarde se transaba en los 262 pesos.

“Con una montaña de pesos a administrar, calmar a los inversores resulta urgente ya sino se podría retroalimentar el circulo vicioso de tensiones cambiarias e inflación, el cual impacta negativamente sobre la economía, dado que complejiza aún más transitar los desequilibrios en medio de una delicada y sensible coyuntura, a la cual se suma como si fuera poco un contexto externo donde la aversión al riesgo continúa a flor de piel”, explicó el economista Gustavo Ber.

“Bajo un clima de expectativa por un eventual cambio en la estrategia, el BCRA estaría continuando por el momento validando el gradual deslizamiento que ya venía aplicando, el cual más allá de la aceleración en el ritmo del crawling-peg sigue corriendo por debajo de la inflación, por lo cual suma a la presión sobre las reservas crecientes esfuerzos desde los futuros”, agregó el titular del Estudio Ber.

Y cerró: “Como era previsible, entre los dólares financieros se observa una reanudación del reacomodamiento alcista, con una ‘brecha’ que supera el 100% potenciando así aún más las distorsiones, lo cual llega de la mano de una creciente demanda en busca de cobertura dentro de un peligroso clima de creciente incertidumbre política y económica”.

Continuar leyendo

Economía

Martes negro en Wall Street: los bonos soberanos argentinos caen hasta el 11%, tras la asunción de Batakis

La Bolsa de Nueva York opera por primera vez con la flamante ministra de Economía en el cargo con importantes perdidas en los activos financieros argentinos

Tras el feriado del lunes en Wall Street por el día de la independencia en Estados Unidos, hoy martes comienza la primera prueba de fuego para Silvina Batakis: la respuesta del mercado a su asunción como ministra de Economía de Argentina. Pese a haber contado con la ventaja de poder dar algunas líneas sobre su plan económico en el día de ayer, atenta a cómo podía reaccionar Wall Street a su oficialización en el cargo, no fue suficiente y hoy lo sufren los bonos argentinos.

Los bonos soberanos en dólares bajo ley extranjera no encuentran su piso. El Global 2030, bono regido por la Ley de Nueva york surgido del canje de 2020 perdía 11,32% en el día. Otro de los más castigados con un retroceso de 10,45% es el más corto de todos, el Global 2029. También se destacaba el retroceso del Global 2046 con una baja del 10,03 por ciento. La baja mínima era del 9,16%.

Las bajas son respecto a los precios que habían marcado esos mismos papeles el viernes pasado, último día hábil en la Bolsa neoyorquina, y empiezan a ponerse al día con las caídas que esos mismos títulos ya habían sufrido ayer en el mercado porteño.

Las acciones argentinas también corren la misma suerte: los títulos de YPF bajan un 3,92%, los de Edenor retroceden un 1,38%, los de Mercado Libre un 2,26% y los del Banco Galicia un 2,65%.

Ayer, durante sus primeros momentos como ministra, Batakis realizó una batería de declaraciones en línea con lo que venía sosteniendo su antecesor, Martín Guzman, en un intento de lograr algo de certeza en el mercado y entre los inversores, ante la posibilidad que el lunes negro en el Merval se repita el martes en Wall Street.

“Vamos a seguir el programa económico que el Presidente viene marcando”, dijo. En este senido agregó que cree en el equilibrio fiscal: “Hay que poder utilizar el déficit fiscal como una medida de tipo contracíclica, más aun en la pandemia o en los contextos de guerra. No podemos vivir en un déficit constante”

Respecto a los temores que circulaban en Washington sobre un cambio de postura respecto al pago de la deuda al FMI, Batakis no dejó dudas: “Tenemos que cumplirlo”. “Se cumplió el primer trimestre de metas dispuesto por el Fondo y el segundo se va a cumplir también”, resaltó.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR