Política

La política de mano dura de Berni que separa al kirchnerismo

Para algunos dirigentes del oficialismo es un xenófobo y un represor de protestas sociales, otros apoyan su propuesta de deportar a extranjeros que delinquen. Una figura polémica que divide al partido en el poder

miércoles 29 de octubre de 2014 - 10:40 pm

Sergio Berni no solo resulta una figura polémica para el arco opositor, sino que entre el mismo kirchnerismo genera adhesiones y detractores. Sus posicionamientos sobre la inseguridad, la mantención del orden establecido y la criminalización de las protestas generan fuertes críticas no sólo desde la oposición. En este sentido, Berni propone la expulsión de los extranjeros que delincan, afirmando que el país está “infectado de delincuentes extranjeros”, postura que divide a su partido y es aplaudida por el PRO.

Para el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, los dichos de Berni no son para “pregonar la xenofobia”, aunque el jefe de Migraciones, Martín Arias Duval, señaló que “hacer foco en la nacionalidad del delincuente es un error”, y para el subsecretario de Política Criminal, Juan Martín Mena, “no suma generar ningún tipo de alarma”.

Desde el macrismo, el subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace, se manifestó a favor de la expulsión de extranjeros que estén involucrados en hechos de violencia y advirtió que “en cualquier otro país, al delincuente le ponen una estampilla en la cola y lo suben al primer avión” para devolverlo a su nación de origen.

Consultado por las declaraciones de Berni, Capitanich, en su habitual conferencia de prensa, remarcó que la Argentina siempre ha tenido “los brazos abiertos a todos los ciudadanos del mundo”, pero advirtió que hay que diferenciar a los “inmigrantes de bien y trabajo, de los que delinquen”.

En este sentido, el funcionario apoyó el proyecto de “deportación inmediata a los que delinquen in fraganti”, luego de difundirse el intento de asalto de una banda integrada por siete colombianos al fiscal Carlos Stornelli.

Para el titular del área de Migraciones, Arias Duval, es “un error hacer foco en la nacionalidad del delincuente” y criticó el pedido de Berni de expulsión en los casos de flagrancia, al considerar que “si ha cometido un delito tiene que ser juzgado, condenado y tiene que cumplir su pena como cualquier cristiano”.

“Me parece que tenemos que hacer foco en el delincuente sea juzgado de manera rápida y que tenga una consecuencia: el cumplimiento de la ley. Independientemente de la nacionalidad, si es colombiano, extranjero o argentino”, añadió en diálogo con radio del Plata.

El funcionario previno acerca de “cuál es la mejor señal que debemos dar como sociedad y como país: si un argentino comote un delito es juzgado y debe cumplir la condena, pero un extranjero que comete un delito no es juzgado y no debe cumplir una pena”.

Por su parte, Mena, subsecretario de Política Criminal, defendió el proyecto de reforma del Código Procesal Penal y dijo que “no busca generar ningún tipo de estigmatización”, aunque se manifestó en contra de las declaraciones de Berni.

“Yo no utilizaría ese término, me parece que en términos de estadísticas, de casos, no nos suma generar ningún tipo de alarma en ese sentido”, reconoció, pero agregó: “hay una situación que atender”.

Más allá de las opiniones contrapuestas dentro de las esfera del gobierno nacional, Pedace, una de las autoridades de la Policía Metropolitana, estimó que entre un “50 y un 60 por ciento” de los detenidos por esa fuerza de seguridad, especialmente en la zona del Microcentro, son extranjeros”.

En este sentido, señaló que, en general, se trata de personas involucradas en la modalidad delictiva del tipo “punguismo, descuidismo o arrebato”.

Además, en diálogo con radio América, el funcionario policial de la administración porteña a cargo de Mauricio Macri coincidió con Berni: “En cualquier otro país, al delincuente (extranjero) le ponen una estampilla en la cola y lo suben al primer avión, cuyo pasaje se lo paga él y, si no tiene plata, permanece detenido hasta tanto aparezca algún familiar o amigo que le envíe el dinero”.

La represión a Nicolás del Caño y trabajadores de Lear en la Panamericana

La mayoría de los bloques que integran la Cámara de Diputados, incluso el oficialista Frente para la Victoria, expresó hoy su repudio y solidaridad con el mendocino Nicolás Del Caño por la agresión que sufrió la semana pasada durante la violenta represión de la Gendarmería de una protesta de ex trabajadores de la autopartista Lear en la Autopista Panamericana.

Frente a este planteo, la ultrakirchnerista Diana Conti informó, en nombre del bloque oficialista, que presentó “un proyecto de resolución solidarizándonos con el diputado Del Caño” y reclamó también que “las investigaciones lleguen hasta las últimas consecuencias” porque “Néstor Kirchner lo hubiera querido así y la presidenta (Cristina Fernández) lo quiere así”.

Del Caño alertó sobre “la impunidad con que se maneja la Gendarmería y la impunidad con que se maneja (Sergio) Berni”, secretario de Seguridad, y reclamó “un pronunciamiento de esta Cámara frente a los gravísimos hechos”.

El presidente del bloque de diputados por la UCR, Mario Negri, no sólo se solidarizó con el mendocino sino que bregó para que “no se repitan más estos hechos”, al tiempo que exigió que “la Cámara haga un repudio”.

Por el massismo, Adrián Pérez manifestó “el rechazo y solidaridad de su bloque con el diputado Del Caño” aunque señaló que “no es la primera vez que sucede (este tipo de represión) en el marco de las manifestaciones que se dan en la autopista”.

El presidente del bloque macrista, Federico Pinedo, pidió “adherir al tratamiento de esta cuestión de privilegio en la comisión respectiva que deberá analizar este hecho y repudiar la agresión a un diputado en ejercicio de su mandato”.

La jefa del GEN, diputada Margarita Stolbizer, también transmitió su solidaridad y apoyo al diputado del Frente de Izquierda y sostuvo que “esta Cámara en su conjunto debe emitir una declaración tras el ejercicio de la violencia institucional”.
Finalmente se resolvió que la cuestión de privilegio sea girada a la Comisión de Asunto Constitucionales.

COMENTARIOS