Cortes de luz

Sienta precedente: por cortes de luz, Edesur debió pagar “daños morales” a una clienta

La Justicia definió que, debido a la falta del suministro, la denunciante sufrió mortificaciones, incomodidades e intranquilidad en su bienestar familiar

miércoles 29 de octubre de 2014 - 3:09 pm

Los cortes de luz no sólo son una incomodidad: pueden generar pérdidas económicas, o bien influir en la salud de los ocupantes de un hogar. En diciembre pasado, la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense sufrieron una tremenda ola de calor, y los sistemas eléctricos no puideron soportar la demanda.

Ante esta situación (y ante la posibilidad latente de que ocurra lo mismo este año) es bueno saber que se puede hacer algo. Una mujer demandó a Edesur por los cortes del servicio de electricidad en su departamento y exigió que la indemnicen con $30.000 por los “daños morales”.

La sentencia de primera instancia hizo lugar parcialmente al reclamo y condenó a la firma a pagarle a la reclamante daño patrimonial y daño moral. El magistrado consideró que teniendo en cuenta la fecha en la que ocurrió el hecho (fin de año y en un contexto de altas temperaturas) y la extensión que tuvieron los cortes, se pudo inferir, entre otras cosas, la pérdida de alimentos perecederos.

En relación con el daño moral concluyó que debido a la falta del suministro la usuaria sufrió mortificaciones, incomodidades e intranquilidad en su bienestar familiar.

Sin embargo, el juez rechazó el pedido por daño punitivo, y estimó atendible conceder el daño moral asignándole el carácter de resarcitorio y no punitorio.

Los requisitos para hacer la denuncia

Ante el precedente que sienta este caso, es importante saber que cuando ocurren cortes prolongados, el Gobierno Nacional fija un resarcimiento para los usuarios residenciales. Son montos fijos que se descuentan directamente de la factura y no hace falta realizar ningún tipo de trámite.

Más aún, se debe tener en cuenta que dicho pago no anula el derecho de los clientes a reclamar por los daños y perjuicios que les ocasionó el inconveniente en Tribunales. En el caso de los comerciantes, se puede reclamar por la pérdida de mercadería afectada a raíz de la falta de luz, con solo tres minutos de corte.

Por estos motivos, siempre es útil (como indicaron desde la Prevención Asesoramiento y Defensa del Consumidor) tomar nota desde qué hora faltó el suministro y hacer también la lista de cosas que se deterioraron.

Por otro lado, se sugirió que se presenten las facturas de los gastos que se debieron hacer motivo del corte, para poder calcular el importe del daño directo.

Con todo esto, el usuario puede hacer un reclamo fundado y con elementos probatorios, para que la empresa y al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) evalúen los inconvenientes sufridos. El reclamo debe ser presentado por escrito ante la compañía que corresponda, con las fotocopias (no los originales) de las facturas de gastos y/o presupuestos de las reparaciones, y quedarse con una copia sellada y firmada por la empresa.

COMENTARIOS