Salud

Conocé las propiedades de una poderosa pasta anticancerígena

Según un estudio del 2010 publicado en el "Journal of Microbiology and Antimicrobials", el ajo probó tener un más alto poder antibacterial que unos antibióticos convencionales contra 2 cepas de infección por estafilococo comunes en hospitales

miércoles 29 de octubre de 2014 - 8:32 am

La Pasta de jengibre y ajo es un condimento muy utilizado en la cocina india, en currys, guisos, salsas, sopas… aunque la combinación de estos dos ingredientes es también muy común en otras culturas, por ejemplo en la oriental. La pasta de jengibre y ajo enriquece vegetales, carnes y pescados, incluso panes y bebidas entre otras cosas, y no sólo por su aroma y sabor, es además muy saludable por las cualidades que el jengibre y el ajo tienen, en forma independiente. Para hacer la pasta se utilizan ambos ingredientes frescos, la raíz de jengibre y el ajo común. Lo ideal es hacer esta pasta en casa. Generalmente, en una proporción del 50%. Mejor hacerla en el día: no olvidar que el ajo, en ausencia de oxígeno, da paso a bacterias del botulismo.

Acerca del ajo:

beneficios_del_ajo1

Muchas culturas no solo usan el ajo como un ingrediente oloroso y de mucho sabor para las comidas, sino también como medicina.

Se piensa que el ajo tiene propiedades anti fúngicas, antivirales y antibacteriales. El University of Maryland Medical Center señala que también se usaba en las heridas durante ambas guerras mundiales para prevenir la infección.

> Protege contra las enfermedades cardiovasculares.

> Reduce el riesgo de ataque cardiaco y de derrames al bajar el colesterol malo (LDL) a la vez que eleva el colesterol bueno (HDL).

> Reduce los triglicéridos y la presión arterial.

> Aumenta la circulación a los capilares.

> Previene la oxidación del colesterol malo (LDL) y previene las plaquetas coronarias.

> Paran el crecimiento de una gran variedad de células cancerosas, incluyendo el cáncer en el seno, el colon, la próstata, los melanomas y la leucemia.

> Estimula el crecimiento y la ramificación de neuronas en el cerebro.

> Protege contra hongos, candidiasis e infecciones virales.

Acerca del jenjibre:

jenjibre

Por más de 2000 años la medicina tradicional China ha usado el jengibre para tratar desde gases abdominales a vómitos, diarrea y reuma. Hoy en día se ha encontrado que el jengibre puede reducir las nauseas por mareo, las de luego de una cirugía y las del embarazo.

El jengibre se ha usado para tratar el asma, la tos, el cólico, las palpitaciones, las hinchazones, la falta de apetito, prevenir los coágulos, la mala barriga y reducir la arterosclerosis.

Los atributos para reducir la nausea que se le adjudican al jengibre son a causa de su habilidad de absorber y neutralizar las toxinas y ácidos estomacales, a la vez que aumenta los fluidos digestivos y la actividad digestiva.

Se sabe también que el jengibre ayuda a que los vasos sanguíneos se dilaten, bloqueando así los receptores de serotonina en el estomago que causan la nausea.

El jengibre se ha usado para tratar el asma, la tos, el cólico, las palpitaciones, las hinchazones, la falta de apetito, prevenir los coágulos, la mala barriga y reducir la arterosclerosis.

En el caso del jengibre, un estudio de la Universidad Shahid Vestí demostró que este vegetal resultaba mucho más eficiente en sus efectos analgésicos que algunos remedios químicos como el ácido mefenámico o el ibuprofeno, aliviando las sensaciones de dolor asociadas al síndrome premenstrual.

Por otro lado, la Universidad de Michigan ha realizado exitosos estudios sobre los efectos del jengibre sobre el cáncer múltiple, especialmente para el tratamiento de cáncer de colon, habiéndose comprobado sus beneficios para la desinflamación de estos cuadros y su prevención.

También resulta un buen analgésico para cuadros de migraña, siempre y cuando se consuma antes de alcanzar los máximos grados de dolor.

No se recomienda ingerir jengibre luego del 1er. trimestre de embarazo, sino hasta la semana 37 de embarazo, para evitar el parto prematuro.

Conclusión:

> El National Cancer Institute señala que el ajo puede servir para prevenir el cáncer de varias maneras. Tiene propiedades antibacteriales, el poder para detener la formación de sustancias causantes del cáncer y su habilidad de promover la reparación del ADN.

> La American Cancer Society afirma que los compuestos de azufre de alilo del ajo probablemente juegan el papel más importante en las propiedades anti cancerígenas. El ajo también puede promover la muerte de las células cancerígenas a través de un proceso llamado apoptosis. Aunque el ajo puede ser útil para prevenir el cáncer, los estudios humanos en el ajo no han mostrado que sea útil para tratarlo.

> El jengibre ha sido usado por largo tiempo por sus propiedades herbarias, las cuales son especialmente útiles para aliviar un malestar estomacal y mareos. Esta hierba ha mostrado ser particularmente efectiva en controlar las náuseas y vómitos en pacientes con cáncer que pasan por tratamiento y en mujeres embarazadas. Se cree que funciona al cambiar los receptores de la serotonina en el tracto digestivo.

> El uso combinado del ajo y el jengibre es una costumbre milenaria en la cocina de la India, pues además de aportar sabor a las comidas, suman propiedades sanadoras. Pero especialmente destacado es el beneficio de la pasta de ajo y jengibre para tratar el cáncer.

Para una prueba antibacteriana, los investigadores utilizaron ajo entero y jengibre, machacados con mortero. Ellos utilizaron sulfóxido de dimetilo como un medio de extracto. Los investigadores llevaron a cabo repetidas múltiples pruebas de laboratorio con 4 concentraciones diferentes de ambos extractos, tanto por separado como en conjunto.

Con la excepción de Enterobacter sp. y Klebsiella sp., los investigadores encontraron que todas las bacterias analizadas fueron inhibidas en cierta medida por el jengibre y el ajo.

Los investigadores añadieron: “Es interesante observar que incluso los extractos crudos de estas plantas mostraron buena actividad frente a cepas multirresistentes a múltiples fármacos, que en terapias con antibióticos modernos tiene un efecto limitado.”

La investigación también indica que el potencial de los antibióticos de estas 2 hierbas era debido a su combinación de productos bioquímicos, incluyendo su taninos, saponina, fenol, flavonoides y contenido de aceite esencial.

Los efectos antibióticos de estas dos hierbas han sido apoyados por otros estudios, incluyendo uno de los investigadores de la Universidad de la India del Punjab.

Ahora vamos al recorte culinario:

ajoyjenjibre

El jengibre y el ajo han demostrado ser unos eficaces remedios naturales para tratar problemas de inflamación y dolor.

Pero uno de los beneficios más buscados actualmente de la combinación de ajo y jengibre es por sus indiscutidas propiedades anti-cancerigenas, habiendo constatado un grupo de investigadores neozelandeses que algunos componentes del ajo funcionan como estimulantes del sistema digestivo, impulsando la producción de unas enzimas especialmente combativas contra el cáncer.

Para preparar 16 porciones

> 125 gramos de ajo, picado.
> 125 gramos de jengibre fresco, picado.
> 1 cucharada de aceite de oliva, o el necesario.

1. Pelar el jengibre y córtalo en piezas delgadas y largas.

2. Remover la piel del ajo y picarlo en piezas finas.

3. Colocar el jengibre y el ajo en una licuadora o en un mortero. Puede ser también en un procesador de alimentos. Pulsar para mezclar, agregando pequeñas cantidades de aceite de oliva para facilitar la mezcla, hasta lograr una pasta suave.

4. Luego, licuar la mezcla hasta que quede suave y cremosa.

5. Pasar la pasta a un frasco de vidrio limpio y cerrarlo herméticamente. Almacenarlo en la heladera.

Esta pasta es pedida para una variedad de recetas y es fácil de hacer. Todo lo que necesita es picar el ajo y el jengibre en piezas finas y luego agregándole agua y combinando la mezcla. El resultado es una pasta fresca de ajo y jengibre que puedes utilizar en cualquier receta.

La pasta de ajo y jengibre no solo sirve para tratar distintos tipos de cáncer, si no también para prevenirlos, por lo que una buena forma de inmunizar tu organismo frente a estas enfermedades es añadiendo este rico aderezo a tu dieta cotidiana.

Bonus track

Un té fácil y natural, con poder antigripal:

Ajo: El ajo es antibacteriano y antiviral. También un fortalecedor natural del sistema inmunológico. El ajo combate la gripe, la tos y el resfrío.

Jengibre: el jengibre tiene propiedades antiinflamatorias. Ayuda en la congestión, despeja las vias respiratorias. El jengibre alivia también la tos, y controla las infecciones de las vías respiratorias.

Miel: la miel también es un ingrediente escencial en este cóctel antigripal: además de suavizar cualquier dolor de garganta, es rica en nutrientes y enzimas que matan virus y bacterias. Si no comes miel, puedes endulzar con estevia u otro endulzante natural.

Limón: el limón está lleno de antioxidantes que junto con la Vitamina C aceleran la curación, estimulando el sistema inmunológico.

Canela en polvo: la canela tiene propiedades antisépticas. También es un reductor natural de estados febriles y catarros.

COMENTARIOS