Boudou ante la Justicia

Más problemas para Boudou: fiscal pidió su indagatoria en causa por presuntas dádivas

Los vuelos en helicópteros investigados habrían sido uno aportado por Gendarmería, que se realizó el 6 de agosto de 2011 a Mercedes; y otro con uno de la empresa contratista del Estado Ecodyma a la ciudad de Necochea

martes 28 de octubre de 2014 - 4:19 pm

El fiscal federal Carlos Rívolo pidió hoy la indagatoria del vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, por el presunto delito de dádivas por dos viajes, uno en avión y otro en helicóptero, que realizó en diciembre de 2011 a Necochea y que habrían sido pagados por empresarios.

Fuentes judiciales informaron que el fiscal también pidió la indagatoria del ex intendente de Necochea, Horacio Tellechea, y de los empresarios que, según el expediente, habrían pagado los viajes, Marcelo Juan Scaramellini y Nazareno Natale. Las indagatorias fueron solicitadas al juez federal Luis Rodríguez, quien ahora debe resolver si hace lugar al pedido.

Boudou viajó el 17 de diciembre de 2011 de Aeroparque a Necochea en un Learjet 60, matrícula LV-CRB de la compañía Alas del Fin del Mundo SRL, propiedad de Natale, según la causa. Al llegar a la ciudad balnearia, Boudou viajó desde el Aeródromo de Necochea hasta el “Parque Lillo” para asistir a un acto oficial. Ese viaje lo hizo con el entonces intendente de Necochea, Tellechea, en un helicóptero Bell 407 Long Ranger de la firma Ecodyma S.A, cuyo propietario es Scaramellini y que tiene contratos con el Estado, añade el caso.

Angel Roberto Becerra, broker de empresas de viajes, declaró en la causa que lo llamaron desde el Senado -no pudo identificar quién- para decirle que se habían contactado desde la empresa Alas del Fin del Mundo SRL para ofrecerle a Boudou un viaje para promocionar a la compañía y que querían detallar el servicio, dijeron las fuentes con acceso al expediente. Por su parte, Scaramellini, quien pilotó el helicóptero, declaró en la Justicia que hizo el viaje de “gauchada” a pedido de Tellechea, añadieron los informantes.

El fiscal Rívolo pidió que Boudou y el resto de los acusados sean indagados por el delito de dádivas, contemplado en el artículo 259 del Código Penal. “Será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación absoluta de uno a seis años, el funcionario público que admitiere dádivas, que fueran entregadas en consideración a su oficio, mientras permanezca en el ejercicio del cargo. El que presentare u ofreciere la dádiva será reprimido con prisión de un mes a un año”, sostiene el artículo.

Rívolo fue el primer fiscal del caso Ciccone que investigó a Boudou y que allanó su departamento en Puerto Madero. Luego fue apartado de la causa porque el juez Ariel Lijo -que procesó a Boudou por el caso Ciccone- unificó ese expediente con otro contra el vicepresidente por enriquecimiento ilícito que tenía el fiscal Jorge Di Lello, quien se quedó con las dos causas.

Por el delito de dádivas fue enviado a juicio en dos causas el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime: en una porque empresarios (como el ex titular de TBA Claudio Cirigliano) le pagaron viajes a Brasil, Córdoba y Uruguay, y otra porque directivos de TEBA le abonaban los alquileres de dos departamentos de lujo en esta ciudad. Boudou está procesado en la causa Ciccone, acusado de haberse quedado con la compañía utilizando su cargo de ministro de Economía. Y está a punto de ser enviado a juicio oral por la presentación de papeles falsos para hacer la transferencia de un auto Honda.

COMENTARIOS