Caso Melina Romero

Drogaron y violaron a otra joven a la salida del boliche donde desapareció Melina Romero

No obstante, y pese a que la violación fue constatada, la Justicia sobreseyó al único acusado porque la víctima no pudo identificarlo como su agresor

martes 28 de octubre de 2014 - 11:18 am

Una joven denunció que fue violada después de que la subieron a un automóvil, presuntamente bajo los efectos de alguna droga, a la salida del boliche Chankanab, el mismo en el que desapareció la adolescente Melina Romero, que luego fue encontrada muerta en una bolsa de nylon en un descampado cercano a un río.

No obstante, y pese a que la violación fue constatada, la Justicia sobreseyó al único acusado porque la víctima no pudo identificarlo como su agresor. La joven denunció que en agosto de 2012, al salir del local bailable situado en la localidad bonaerense de San Martín, fue invitada a subir a un automóvil “junto a un grupo de jóvenes, de entre cinco y seis masculinos, con quienes habían estado reunidos en ese lugar y habían ingerido bebidas alcohólicas”.

La adolescente y una amiga sospechan que “le habrían agregado alguna pastilla y/o sustancia a las bebidas alcohólicas que ingirieron adentro del local bailable, en razón de que comenzaron a sentir un rápido malestar y se sintieron mareadas, incluso al punto de no recordar mayores precisiones de lo ocurrido”.

Los jóvenes condujeron a la mujer hasta un departamento en el barrio porteño de Saavedra, y una vez allí “fue llevada inmediatamente a uno de los cuartos por uno de los sujetos, quien la tomó con fuerza, cerró la puerta de la habitación con llave desde adentro y la empujó contra una cama matrimonial”.

Tras ser violada, la joven escapó y pidió ayuda en la calle a una vecina, quien convocó a efectivos de la Comisaría 35, ante quien formuló la denuncia. En su relato, la víctima describió a su agresor como “de tez blanca, de ojos claros, cabellos castaños, de contextura mediana, estatura baja, y tenía alrededor de 25 años de edad”, pero la descripción no coincide con la fisonomía del principal imputado en la causa.

Además, el estudio genético “de las muestras tomadas de la bombacha y de los hisopados efectuados a la damnificada, el día del suceso que aquí se investiga descarta la autoría” del imputado “en el hecho que se le atribuyera”. La investigación para identificar al violador continuará ahora a cargo de la jueza María Fontbona de Pombo.

COMENTARIOS