Sociedad

Las pruebas que demuestran que Cristina Kirchner no sería abogada

El tema volvió a tomar relevancia tras el discurso del constitucionalista Daniel Sabsay en el simposio de IDEA en el que pidió "que Cristina muestre el título" de abogada

martes 28 de octubre de 2014 - 8:14 am

Tras los duros dichos de Sabsay con la presidenta, la cuestión de si Cristina es o no abogada pasó a formar parte de casi todas las editoriales de medios, tanto opositores como oficialistas.

Hasta el jefe de Gabinete se refirió al tema en sus apariciones matinales lanzando sendos improperios contra el constitucionalista: Que Sabsay “muestre su encefalograma” dijo el funcionario en tono de burla.

La presidenta de los argentinos nunca se refirió al tema, no se ocupó de desmentirlo. Siendo gran parte de los discursos de la presidenta utilizados para contrarestar lo que dicen los medios y políticos opositores, resulta al menos llamativo que no se ocupe de refutar una acusación que no requiere más que una somera prueba: mostrar el título.

Que deba dedicarse o no Cristina a contrarestar cada acusación que se le haga ya forma parte de otra discusión, pero, la falta de luz en un tema que está en boca de todos, sumado a la falta de pruebas en contrario, hacen que cada vez cale más hondo la idea de que realmente la presidenta de los argentinos habría mentido al decir que es abogada.

La sospecha nació en agosto del año 2004, cuando un importante ministro, enojado porque fue dejado afuera de un importante negocio oficial, se despachó ante tres periodistas de Tribuna de Periodistas, dirigidos por Cristian Sanz, respecto a la corrupción del kirchnerismo y lanzó al final una dura advertencia: “Que no me rompan las pelotas porque si no cuento que Cristina es abogada trucha”.

Obviamente esta estruendosa declaración no dejó quietos a los periodistas que enseguida fueron tras las pruebas para demostrar, o refutar, tal acusación.

En la investigación, dirigida por Cristian Sanz, lo primero que chequearon los periodistas de “Tribuna de Periodistas” fue que Cristina no está inscripta en el colegio público de Abogados de la Capital Federal ni en ningún Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires. En Río Gallegos, si bien no existe Colegio de Abogados, debería haberse inscripto en el Tribunal Superior de Justicia, lo cual no ha hecho jamás.

Este fue el documento con el que pidieron información sobre el título de la presidenta:

carta_colegio_de_abogados_cristina

 
Para despertar más sospechas, tampoco está inscripta como abogada responsablemente autónoma ni como monotributista, por lo que jamás pudo haber facturado en la profesión.

Otra prueba. Por aquellos momentos, voceros oficialistas mostraron una supuesta ficha de entrega de título de la Universidad de La Plata, tal cual puede verse a continuación.

ficha_título_cristina

Amén de que la fecha de pago y “remision al caligrafo” que muestra el documento es de un día feriado —12 de octubre—, donde no funcionaron las oficinas administrativas de esa casa de estudios, claramente se observa cómo se han borroneado los datos de su verdadero titular, Valentín Olmos, y se pusieron encima los de la hoy Presidenta de la Nación.

Muchas fuentes fueron consultadas al respecto y todas negaron que Cristina tenga su título. Dentro de los conocidos que no tuvieron problema en revelar su nombre están el ex vicegobernador de Santa Cruz, Eduardo Arnold; el abogado Domingo Zárate —ex socio de Néstor—; el periodista Daniel Gatti; el abogado Rafael Flores, el referente radical Jorge Vanossi, y muchos otros, son los que desconfían de Cristina. Este último fue incluso profesor de la Presidenta en la Universidad de La Plata y jura no recordar que se haya recibido.

Diario Perfil lanzó también una investigación para dar luz al tema, y lo único que juntaron fueron pruebas que siembran más dudas sobre Cristina abogada:  “este portal solicitó a la UNLP que le brindara otro documento o listado de egresados donde figurara la Presidenta, pero se lo negaron”. Tampoco quiso “colaborar” con la investigación el Ministerio de Educación”.

COMENTARIOS