Caso Lázaro Báez

Investigan si hay vínculos entre Juan Suris, el novio de Mónica Farro, y Lázaro Báez

Tras la denuncia por facturas truchas que denunció la AFIP, un fiscal quiere saber si hay relación entre Juan Suris y el empresario K

sábado 25 de octubre de 2014 - 9:03 am

La denuncia de la AFIP por facturas truchas podría permitir conocer la relación entre el novio de la vedette Mónica Farro -y amigo del valijero Leo Fariña- y el empresario Lázaro Báez.

El fiscal de Bahía Blanca, Antonio Castaño, ya habría pedido información a la AFIP para comprobar si hay vínculos entre ambos. Hasta ayer, la delegación regional Bahía Blanca de la AFIP no había respondido el oficio enviado el martes pasado por el fiscal federal. El “amplio informe” que el investigador requirió en forma perentoria está focalizado en las actuaciones que el organismo recaudador habría realizado sobre empresas bahienses, presuntamente proveedoras de facturas apócrifas, tanto porque las hayan generado (las denominadas usinas) o si las recibieron para entregarlas a otros (las llamadas usuarias).

Castaño quiere saber el avance de las investigaciones, admitidas el lunes pasado por el administrador federal de Ingresos Públicos Ricardo Echegaray y si se han realizado denuncias penales. Desde el martes figuran en el sitio web de la AFIP dos listados de firmas detectadas con facturas apócrifas. Las usuarias son 1208 y allí figuran, entre otras, Compañía Iberoamericana de Servicios S.A., Constructora Patagónica S.A. y Penta, sospechadas de haber aportado facturas al empresario patagónico Lázaro Báez, para evadir impuestos por decenas de millones de pesos.

Para la fiscalía, no está claro aun el origen de esos comprobantes falsos que habrían utilizado. El lunes, Echegaray dijo a la prensa que la firma Calvento S.A., al igual que Penta, ambas del grupo bahiense Ficcadenti, no tenía una actividad comercial conocida y la ubicó entre las usinas. Sin embargo, su nombre no aparece en el listado de la AFIP. Tampoco figura allí Terrafaris S.A., del mismo grupo empresarial y señalada también como usina de facturas apócrifas. En el listado de las usinas que publicó la AFIP en su sitio web, aparecen las 6 empresas creadas por Juan Suris y cinco allegados, por las cuales el grupo irá a juicio oral por delito de asociación ilícita tributaria. Las firmas son: Attimo Bahía Blanca, M-Magna, Scarsur Bahía, E&J Argentina S.R.L. CVP Industria S.A. y Bahía Acoplar S.A. Tras la conferencia de prensa de su administrador, la AFIP distribuyó un archivo con el listado de causas penales promovidas por el organismo a raíz de la detección de facturas apócrifas. De las relacionadas con Bahía Blanca, solo figura allí el expediente que tiene como principal imputado a Suris y en el que la AFIP es querellante. Ese dato y el hecho de que ni al fiscal Castaño ni al fiscal general Alejandro Cantaro, les suenen los otros nombres de firmas bahienses, hace dudar sobre si el organismo llevó ante la justicia, como sí hizo con Suris, el resultado de sus operativos de fiscalización sobre el resto de las firmas y en el que estarían involucrados varios millones de pesos.

Cantaro admitió que una de las empresas de Suris le vendió facturas a otra firma, que sería Iberoamericana y que esta, a su vez, le habría vendido a Austral Construcciones, del grupo Báez. “Las facturas no son endosables. Es decir, que si Suris le vendió a ‘A’ y luego ‘A’ le vendió a ‘B’, esto no conecta en forma directa a Suris con B” explicó el fiscal para descartar, por ahora un vínculo entre Suris, amigo del valijero Leonardo Fariña y Báez.

COMENTARIOS