Controles de la AFIP

La AFIP controlará los alquileres temporarios en dólares a extranjeros

Quienes realicen en forma directa el alquiler, o en su defecto quienes administren, gestionen, intermedien o actúen como oferentes de las locaciones temporarias para turistas de otros países deberán informarlo al organismo

jueves 23 de octubre de 2014 - 11:23 am

Las personas que alquilen viviendas amuebladas a extranjeros con fines turísticos, por plazos que van desde un día a seis meses, deberán informarlo a la Administración Federal de Ingresos Públicos a partir del 1 de marzo próximo. Así lo dispone la resolución general 3687 que fue publicada hoy en el Boletín Oficial con la firma del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. [pullquote position=”right”]La AFIP controlará los alquileres temporarios en dólares a extranjeros[/pullquote]

Quienes tienen que cumplir con este requisito son los dueños de los inmuebles, si realiza en forma directa el alquiler, o en su defecto quienes administren, gestionen, intermedien o actúen como oferentes de las locaciones temporarias para turistas de otros países.

Estas personas deberán inscribirse en el “Registro de Operaciones Inmobiliarias” y si no cumplen con la obligatoriedad de informar serán pasibles de sanciones, según lo dispuesto por la norma.

La medida regirá desde el 1 de marzo de 2015 y, según los considerandos de la resolución, se adopta por “razones de administración tributaria” y para “optimizar la acción fiscalizadora del organismo y el control de las obligaciones fiscales a cargo de los contribuyentes y responsables”.

Según la resolución general 3687 de la AFIP, publicada hoy en el Boletín Oficial, los sujetos responsables deberán acceder a la web de la organismo e ingresar al servicio “Registro de Operaciones Inmobiliarias” con la clave fiscal correspondiente. Allí, se deberá seleccionar la opción “Locaciones Temporarias”. Luego, el sistema informático emitirá un recibo de la transacción efectuada.

Luego de seis presentaciones sucesivas “sin movimiento” cesará la obligación de continuar presentando declaraciones juradas en los períodos siguientes, hasta que se produzca una nueva operación.

La normativa dispone que el incumplimiento de las obligaciones dará lugar a la aplicación de las sanciones que van desde la asignación de una categoría en orden creciente indicativas del riesgo de ser fiscalizado, en el “Sistema de Perfil de Riesgo (Siper)”, hasta la suspensión o exclusión de los Registros Especiales o la inactivación transitoria del CUIT.

COMENTARIOS