Política

UNEN: un frente coyuntural en crisis

Sus miembros parecen tener diferencias políticas insalvables. Posibles alianzas con Mauricio Macri y Sergio Massa hacen tambalear un espacio que comenzó a mostrar grietas desde su lanzamiento

jueves 23 de octubre de 2014 - 1:20 am

El Frente Amplio UNEN se lanzó el 22 de abril pasado como una alternativa de “centroizquierda” en vistas a las elecciones presidenciales del 2015. Un espacio político donde los miembros de sus partidos (UCR , la Coalición Cívica, el Partido Socialista , Proyecto Sur,GEN , Libres del Sur y el Frente Cívico (Córdoba)) dejarían sus diferencias en pos de un objetivo electoral. El programa: algo no muy claro en sentido ideológico, ni tampoco jugado. Preceptos republicanos, división de poderes, “progreso y bienestar, desarrollo sostenido, inclusión y educación de calidad”, como lo sostuvo Ernesto Sanz, líder de la UCR.

Sin embargo, aquel espacio de “centroizquierda”, un término poco definido, comenzó a ser escenario de pujas internas, y hoy por hoy cada líder de bloque busca forzarlo dependiendo de sus alianzas personales. Si bien una una posible alianza con el PRO había sido descartada de antemano, con el pasar del tiempo se comenzó a barajar la idea, que rápidamente trajo cortocircuitos.

Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas no pudieron evitar la confrontación y hasta hubo una manifestación pública de descontento por parte de la diputada nacional del ARI. Por su parte, el radicalismo busca formar alianzas propias a nivel nacional con el Frente Renovador de Sergio Massa, algo que tampoco cayó bien en la coalición. El eje de conflicto es claro: quién entra al partido o quién no.

Carrió y el PRO

Este miércoles Carrió dio nuevas muestras del clima hostil dentro de UNEN. La diputada criticó la “imbecilidad” de algunos de sus integrantes, mientras que desde el radicalismo llamaron a “priorizar el partido” en la construcción hacia 2015. Carrió, firme defensora de una apertura de UNEN más allá del arco de centroizquierda, justificó su postura al señalar que “la alianza con el PRO es para ganar, no para perder o para ser segundo, como quiere el radicalismo”.

En esa línea, ayer se reunió con la senadora porteña Gabriela Michetti, con quien destacó sus coincidencias políticas, pese a sus discrepancias con Mauricio Macri, que son de índole “moral personal”, según detalló.

Mientras Carrió insiste con la necesidad de avanzar en un acuerdo nacional con el PRO, los radicales también se están convenciendo de correr los límites del FAU, aunque ahora están más orientados a las alianzas provinciales con el Frente Renovador más que con el macrismo.

La diputada aseguró que “se está construyendo” una “alternativa” al Gobierno para 2015, pero advirtió que esa posibilidad enfrenta “dificultades”, entre ellas la “imbecilidad de algunos de UNEN”.

“Muchos de UNEN forman parte de la construcción, algunos de UNEN de la imbecilidad; algunos partidos forman parte de la unidad mayor, otros de la imbecilidad”, insistió la diputada en diálogo con Radio Mitre, en una abierta crítica a los referentes del espacio opositor que pretenden cerrar las fronteras.

Cuando se le preguntó si hay “inocencia, falta de picardía o complicidad” en la oposición al avalar proyectos kirchneristas, contestó: “El otro día estaba con el gobernador de Corrientes, (Ricardo) Colombi, y me dijo que los candidatos no recorren el país. Yo estoy cansada de recorrer el país, 20 veces lo recorrí. Entonces me contesta ‘sí, pero una golondrina no hace verano’, y yo le contesté, ‘es cierto, pero mil boludos tampoco’. No hay mala fe. Es necesidad de figuración”.

El radicalismo y Massa

Desde el radicalismo, el jefe del bloque de senadores Gerardo Morales admitió que en el FAU convocó a sus correligionarios a “priorizar la posición del radicalismo”, en medio de las diferencias internas que no logran superar los partidos que conforman el frente.

“Me parece que UNEN tiene que rediscutir su estrategia, pero antes que eso, el radicalismo tiene que dar un debate. Así como vamos, vamos muy mal”, aseguró Morales ante una consulta en relación a la estrategia del espacio opositor para 2015.
Morales detalló que “ese debate ya lo estamos dando y lo venimos haciendo desde la foto e incluso de antes de la foto” que compartió con Massa, en Jujuy y relativizó las “opiniones personales que no suman”.

GEN, Socialismo y Libres del Sur

En contraposición, otros socios como el GEN, el socialismo o Libres del Sur ya manifestaron su negativa a sumar nuevos aliados por afuera de la centroizquierda pero hasta el momento no pudieron frenar fotos de gran impacto mediático como las de Gerardo Morales o José Cano con Sergio Massa.

el titular del Movimiento Libres del Sur, Humberto Tumini, acusó a Carrió de buscar “beneficiar a la derecha democrática” con su insistencia para que “el PRO” sea “parte de las alianzas” del Frente Amplio Unen (FAU) de cara al 2015.

“Elisa Carrió nuevamente insistió con que el PRO debe ser parte de las alianzas de UNEN; en el orden nacional y en la Ciudad de Buenos Aires, agregó. Ya en su momento había tenido un agresivo desaire hacia Pino Solanas respecto de la misma cuestión”, recordó el dirigente.

COMENTARIOS