Política

Para empresarios, Gobierno busca “imponer leyes que aumentan el híper presidencialismo”

Así lo afirmó Miguel Blanco, presidente del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) durante el Coloquio Anual de dicha entidad. A su vez, denunció que se quieren hacer cambios "sin debate"

miércoles 22 de octubre de 2014 - 11:50 pm

El presidente del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), Miguel Blanco, aseguró hoy que el país “está ante un intento de modificación del modelo de país establecido por la Constitución de 1853”.

Al abrir el 50 Coloquio Anual de IDEA en esta ciudad, Blanco dijo que esa reforma “no se quiere hacer mediante la reforma de la Constitución, sino que se procura hacer mediante imposición de leyes que aumentan el híper presidencialismo”.

El empresario señaló que tales cambios se quieren hacer “sin debate” y afirmó que “estamos en contra de que dichas modificaciones se traten de hacer suprimiendo el diálogo y etiquetando como enemigo al que no piensa igual”.

“En los momentos en que en Argentina el modelo está en discusión, se necesita más la presencia y participación de los empresarios”, añadió.

Blanco además indicó que “Argentina necesita reinsertarse en el mundo, inserción que hemos perdido a partir de actitudes soberbias”.

En el inicio del encuentro estuvieron el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Etchevehere, el de Fiat Auto, Cristiano Rattazzi, el encargado de Negocios de los Estados Unidos en Buenos Aires, Kevin Sullivan, el embajador de Colombia, Alejandro Navas Ramos, y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

En tanto, en la primera presentación, el economista peruano Hernán de Soto, asesor de varios presidentes latinoamericanos, sostuvo que “en Argentina no es tan claro qué es capitalismo” y consideró que en el país “la gente ahorra en ladrillos, que es una manera muy ineficiente”.

De Soto, que fue funcionario del ex presidente Alberto Fujimori, consideró que “en América latina se emplean categorías para analizar la informalidad que se usan en Europa y Estados Unidos pero que no funcionan en la región”.

En tal sentido, dijo que “de acuerdo con los últimos datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la mitad de los argentinos viven en la informalidad y son considerados como desocupados porque no son ni empleadores ni empleados”.
De Soto consideró que en los países de la región “se tiende a considerar que el informal es un obrero desocupado cuando en realidad es alguien que hace algo, como un cartonero”.

Por esa razón propuso que los sistemas legales deberían contemplar la realidad “de una tercera categoría, que no es ni empresario ni empleado”.

COMENTARIOS