Violencia de género

Docente obligaba a su hijo a verlo tener sexo con travestis

El hecho ocurrió en la localidad de Clodomira, Santiago del Estero. El hombre aprovechó que su hijo se había ido de la casa para abusar de su ex mujer, a quien golpeó, cortajeó y violó

miércoles 22 de octubre de 2014 - 12:09 pm

Un docente de Clodomira, Santiago del Estero, torturó, violó e intentó asesinar a su mujer. A pesar de que están separados, viven juntos, en habitaciones separadas, con su hijo adolescente, a quien lo obligaba a verlo mientras tenía sexo con travestis. El caso está en manos del juez de Control Ramón Gómez quien decidirá si el maestro queda preso hasta que comience el juicio. La victima tiene miedo que el agresor quede en libertad.

El docente agredía constantemente a su ex pareja, a quien atacó con un cuchillo de cocina cuando su hijo no estaba en la casa. El 15 de septiembre pasado el hombre golpeó y violó a su ex pareja que ahora pide justicia para que este caso de violencia de género no sea atenuado por la justicia.

“Mi hijo salió por razones de estudio. La música estaba muy fuerte. Me encontró en un pasillo y me dijo ‘pu.. de mier..te haces co..con uno y otro. Pu..barata’, mientras la música tapaba sus gritos y esto evitaba que escuchen los vecinos”, relató la mujer al fiscal según elliberal.com.ar

“Yo no respondía nada de lo que me decía. Entonces gritó que lo que le hago a otros hombres debía hacerle a él también. Me tiró al piso y me decía en todo momento que le haga lo mismo que hacía con otros hombres. Se aflojó el cinto se tiró encima y me obligó a practicarle sexo oral. No podía hacer nada. Tenía sus rodillas haciendo presión en mí. Me tapó la boca y la nariz”, continuó.

La mujer alcanzó a llamar al 911, pero no pudo pasar la dirección porque el agresor la descubrió: “Al ver que el teléfono estaba prendido y la llamada quedó abierta, agarró el cuchillo y me lo puso en el cuello. Comenzó a abusarme nuevamente, se ensañaba con una de mis mamas donde padezco una enfermedad. Él tenía intenciones de matarme. Me cortó cerca del maxilar y me decía que algún recuerdo suyo tenía que tener. Luego aproveché su descuido y salté por la ventana hasta la casa de mi vecina donde pedí ayuda”.

COMENTARIOS