Caso Jaime

Encalló Jaime: Hallan e incautan el yate que adjudican al funcionario kirchnerista

El barco de US$ 1 millón, fue encontrado luego de una larga búsqueda; el testaferro esta detenido

jueves 12 de diciembre de 2013 - 6:26 am

La Justicia encontró el yate Altamar 64 que, según las sospechas,  pertenecía al ex secretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime, pero que él jamás había declarado. El barco de US$ 1 millón está en el puerto de Piriápolis, en Uruguay, inmovilizado por orden del juez federal Sebastián Casanello, que investiga a Jaime por el delito de enriquecimiento ilícito.

El navío fue encontrado por Interpol la semana pasada. El 28 de marzo de 2010, Norberto Oyarbide, entonces juez de la causa, había ordenado que encontraran el barco y lo secuestraran. El mismo día dispuso la inhibición general de bienes de Jaime, lo embargó por $ 40 millones y decretó el secuestro de la aeronave Lear Jet 31A matrícula N786YA.

Casanello envió un exhorto a Uruguay para averiguar quién paga la cuota por su estadía allí y quién figuraba como capitán. El barco está fuera del agua, en un varadero, sostenido por pilotes; como si estuviera en reparaciones. Siguiendo instrucciones argentinas, autoridades uruguayas lo inmovilizaron. [pullquote position=”right”]Encalló Jaime: Hallan e incautan el yate que adjudican al funcionario kirchnerista[/pullquote]

El mes pasado declararon en el juzgado dos abogados que oficiaron de intermediarios en la compra de este barco, Carlos Lluch y Raúl Viola. Lluch estaba vinculado con un grupo ligado a Jaime, el grupo Cirigliano, ex dueño de Trenes de Buenos Aires. Dijo ante el juez que el barco se lo había encargado un cliente inusual, el uruguayo Ángel Campiotti Gutiérrez, que le había indicado con toda precisión qué barco quería. Después de esa declaración, la Justicia envió exhortos a Panamá y Uruguay preguntando por Campiotti, informa La Nación. Según el expediente, la embarcación fue puesta a nombre de Delia Ventures LLC. El principal dato que la liga a Jaime es que uno de los autorizados a recibir el barco era Manuel Vázquez, asesor del ex secretario de Transporte y hombre de su confianza.

Ayer fue detenido un presunto “prestanombre” de Jaime. Se llama Román Martínez, es playero en un estacionamiento y figura como titular de un auto de alta gama, un Honda Legend que había señado la entonces mujer de Jaime, Silvia Reyss, imputada como posible testaferro del ex funcionario.

Jaime declaró en indagatoria hace dos semanas y Casanello debe decidir si lo procesa. Según Jaime, el paso por la función pública lo empobreció. Cuando dejó su cargo admitió tener una moto y una vieja casa en Santa Cruz, pero los investigadores sospechan que esconde un patrimonio multimillonario construido con negocios ilegales mientras manejaba la enorme caja de los subsidios para el transporte.

COMENTARIOS