Trabas a Importaciones

El Gobierno nacional les debe a los importadores US$ 5000 millones

La falta de divisas que sufre la economía argentina lleva a que la deuda que acumula el Gobierno con los importadores ronde los 5000 millones de dólares, lo que a su vez provoca crecientes demoras en el ingreso al país de insumos esenciales para la fabricación de muchos productos

martes 21 de octubre de 2014 - 7:40 am

El presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), Diego Pérez Santisteban sostuvo en una entrevista con el diario La Nación, que “no existen certezas” sobre los tiempos de aprobación de las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), el trámite necesario para que un importador pueda ingresar mercadería al país.

“Este año ha sido malo; es el peor desde 2009, no por las restricciones al ingreso de productos importados, que cuando estaba Guillermo Moreno eran peores, sino porque no hay divisas, hay recesión, caída del consumo y aumento de la brecha cambiaria” , afirmó Pérez Santisteban.

Según el relevamiento de la Cámara de Importadores, el faltante de insumos se destaca para estos sectores de la industria:

  • Para Vaca Muerta y la industria petrolera faltan bombas para extracción de hidrocarburos, válvulas exclusas y accesorios y bombas para cimentación de pozos.
  • Alimentos varios y cervezas enlatadas.
  • Cierto tipos de alarmas
  • Autopartes
  • Aceites especiales y repuestos para motosierras para la industria de la madera.
  • Repuestos, accesorios y máquinas para la próxima temporada estival, para el cuidado de los espacios verdes en cientos de municipios.
  • Hay cientos de pymes afectadas por insumos para la fabricación de luminarias industriales y de alta potencia, como las placas con Led montados.
  • Elementos para computación, como teclados, mouses, pendrives, tarjetas de memoria, pilas, cartuchos, auriculares, tonner y cables de PC.
  • Artículos de decoración de metal y madera, relojes y percheros.
  • En el rubro de textiles faltan gorros, mochilas, bolsos y carpas.
  • Por la demora en pagos impositivos anteriores faltan insumos para las armadurías y ensambladoras de Tierra del Fuego y empiezan a no poder armarse determinados productos: de 100 modelos de celulares se encuentran en plaza 60; de 18 tipos de laptops, hay sólo 12.

Cada DJAI tarda en salir, según Pérez Santisteban, entre 30 y 40 días, y aunque no parezca un plazo muy extenso, “una vez que se aprueba muchas empresas ya perdieron la posibilidad de comprar sus insumos, lo cual complica la producción entre tres y cuatro meses”.

“Lamentablemente, la línea que teníamos a principios de año por la posibilidad de regresar a los mercados cambió por completo, porque se han postergado los desembolsos previstos para este año y, según dice el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, llegarían recién a mitad de 2015”, agregó.

El presidente de la cámara aclaró que en el caso de los medicamentos -pese a los cruces mediáticos de la semana pasada- “el Gobierno se cuida bastante más, trata de que no haya problemas”.

Los únicos sectores que han logrado algún salvoconducto para cobrar, luego de airadas protestas, son las automotrices y los fabricantes de electrónicos de Tierra del Fuego. En el Banco Central detallaron que ambos cobran semanalmente 55 millones de dólares y destacan que no hay quejas desde que comenzó este pago, pese a que se realiza en cuentagotas.

Sin embargo, en el Ministerio de Industria indicaron que la idea es ver si, “pese a las restricciones externas”, es posible aumentar esos pagos para garantizar un nivel mínimo de producción. “Después de este primer mes de pagos a estos dos sectores, se va a evaluar cómo resultó y si hay posibilidades de adaptarlos, porque está claro que a todos aquellos que necesitan insumos para terminar productos acá no les alcanza lo que les autorizan”, confesó la fuente.

 

COMENTARIOS