Caso Lázaro Báez

Los negocios de los Kirchner con Lázaro Baez que omitió Echegaray, Director de AFIP

Como socios compartieron contratos de alquiler, fideicomisos y compras de viviendas y tierras fiscales

martes 21 de octubre de 2014 - 5:51 am

A pesar de la energía con la que el titular de la AFIP Ricardo Echegaray señaló que “Cristina Fernández y Lázaro Báez no son socios”, los vínculos comerciales y negocios de mutuo favoritismo son evidentes en la última década.

Fideicomisos, venta de inmuebles, alquileres de hoteles, gerenciamiento de los mismos, terrenos compartidos, cesión de tierras fiscales, son sólo alguno de los múltiples vínculos comerciales entre los Kirchner y Lázaro Báez.

La obra pública fue el vehículo por excelencia para favorecer a Báez. Desde 2004 Santa Cruz fue una de las provincias más beneficiadas con fondos para obra pública donde Báez tiene el 70% de las licitaciones. En 2015 percibirá $1.951 millones.

En 2005 se constituyó un fideicomiso entre el ex presidente y Austral S.A para construir diez departamentos por $700.000. El complejo es alquilado por la misma empresa que lo construyó incrementando el ingreso de los Kirchner en concepto de alquileres.

El diario Perfil reveló ayer que un chalet ubicado en Río Gallegos que perteneció a la familia Gotti, fue objeto de otro negocio. Fue adquirido en 2008 por los Kirchner y vendida a Báez. El matrimonio Kirchner declaró que por este chalet recibió $3.170.000, mientras que la operación se habría concretado por $700.000.

Valle Mitre empresa de Báez gerenció hasta diciembre de 2013 hoteles de la Presidenta: Alto Calafate, Las Dunas (que Báez vendió a Néstor) y La Aldea del Chaltén. La Nación reveló que siete empresas de Báez firmaron acuerdos retroactivos con Valle Mitre para “alquilar” habitaciones de los hoteles de la Presidenta por $14,5.

Báez y el matrimonio Kirchner estuvieron vinculados con Hotesur. En el directorio está Roberto Saldivia, principal abogado del empresario K. Además Hotesur figura como propietaria del hotel Alto Calafate al que Lázaro pagó $10 millones en concepto de “alquiler de habitaciones”.

COMENTARIOS