Seguinos en nuestras redes

Economía General

Promesas incumplidas: desde 2003, el 60% de las obras viales se demoró o no se hizo

El dato surge de una auditoría de la AGN; muestra un alto incumplimiento de promesas hechas por el Gobierno

anuncio se hizo en 2006 con toda la pompa, al mejor estilo kirchnerista: una autopista que uniría las localidades bonaerenses de Pilar y Pergamino, y vincularía las ciudades de Capilla del Señor, San Antonio de Areco y Capitán Sarmiento. Un tramo de 180 kilómetros que iba a demandar una inversión de 800 millones de pesos y generaría 2000 puestos de trabajo.

La obra debía ser inaugurada este año, de acuerdo con las proyecciones. Sin embargo, al día de hoy la mayor parte de la autovía tuvo avance cero, salvo un pequeño tramo de 9 kilómetros. Así lo indica el informe sobre la ejecución presupuestaria del año pasado (cuenta de inversión 2013) que elaboró la Contaduría General de la Nación. Lo que iba a ser una iniciativa privada modelo terminó en un fracaso: la concesión de la autovía, que había sido otorgada al grupo Corporación América-Helport (del empresario Eduardo Eurnekian), fue dada de baja en 2010 ante la parálisis en las obras por la falta de financiamiento.

El problema no se ciñe únicamente a esta y otras obras emblemáticas de la década kirchnerista: según un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), más del 60% de las obras a cargo de la Dirección Nacional de Vialidad que fueron presupuestadas entre 2003 y 2012 no cumplieron con las metas previstas o directamente no fueron ejecutadas.

El pico de incumplimientos, sostiene el informe, se produjo en 2008: 76,2%.

De hecho, similar destino a la autoví que debía unir Pilar con Pergamino tuvo la también anunciada autopista entre las ciudades de Córdoba y San Francisco, que figura en el presupuesto desde 2009. Ante la falta de financiamiento nacional, el gobierno provincial tuvo que hacerse cargo de las obras. Y en Santa Fe, la construcción de distintos puentes que cruzan la autopista que une Rosario y Santa Fe también están pendientes de ejecución desde 2009, al menos.

“En palabras simples, en cada año se ejecutó casi la totalidad del crédito asignado, pero sólo se cumplió con un porcentaje muy variable de las metas físicas -destaca el informe de la Auditoría General de la Nación-. En particular se destacan los años 2005, 2006 y 2007, en los que se utilizó el dinero otorgado, pero no se cumplió nada de lo previsto.”

SIN PUENTES

El caso más elocuente es el de la meta “Mejoramiento y reconstrucción de puentes”: según consignó la AGN, “su ejecución financiera durante el período 2004-2012 fue total (100%), mientras que el porcentaje de ejecución física fue inferior al 50% en la mayoría de los años, existiendo períodos en que no hubo ejecución física”.

Uno de los auditores a cargo del informe, el radical Horacio Pernasetti, indicó que la razón de que la mayoría de las obras viales no hayan cumplido con las metas previstas obedece a la discrecionalidad política del Gobierno.

“Promete cientos de obras en las leyes de presupuesto, pero después concreta sólo aquellas que cree convenientes políticamente. Esto explica por qué muchos proyectos de infraestructura finalmente figuran con escasa ejecución o, directamente, ésta sea nula”, explicó.

Estas promesas de corto vuelo en materia de obras públicas se replican también en el proyecto de ley de presupuesto 2015, que obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados y aguarda su aprobación definitiva en el Senado, donde el tratamiento está previsto para el 29 de este mes.

“El presupuesto para 2015 promete una gran cantidad de obras para el próximo año, pero destina un monto insignificante para su ejecución, dejando el resto de la financiación a futuros gobiernos”, advirtió por su parte el diputado Martín Lousteau (UNEN-Suma+). Y añadió: “De las 762 obras previstas que implicarán más de un ejercicio, 275 asignan para el próximo año tan sólo un 1% del costo total de la obra o menos. Lo que equivale a destinar 273 millones de pesos para estas obras y dejar un remanente superior a los 80.100 millones.”

El diputado radical Julio Martínez, de La Rioja, abonó estas críticas y agregó algunas más. “En este presupuesto se proponen algunas obras que son las mismas del año pasado y que no se hicieron -dijo-. Hay algunas que tienen sólo el 1% por ciento del presupuesto necesario, lo cual quiere decir que no se van a hacer y sólo se mencionan para que el gobernador pueda decir en la provincia que ha conseguido tal o cual cosa cuando en realidad es una mentira, como la gran mayoría de este presupuesto.”

En el mismo sentido se expresó el ex presidente de la UCR y actual diputado Mario Barletta, quien reprochó que a buena parte de las obras destinadas a su provincia, Santa Fe, se les asignaran sólo un millón de pesos.

“¿Cuál es el plan de obras de infraestructura vial del gobierno nacional? ¿Cuánto de infraestructura vial se llevó [el empresario de la construcción Lázaro] Báez en los 20 millones de dólares que depositó en los bancos suizos? Son dólares manchados de sangre, porque mueren miles de argentinos en las rutas de Córdoba y de Santa Fe y de otros lugares del país. Estoy hablando de rutas nacionales como la 11, la 33 y la 34, donde no se ha hecho absolutamente nada”, asestó Barletta.

Desde Salta, el diputado de Pro Guillermo Durand Cornejo precisó que el año próximo la Dirección Nacional de Vialidad destinará por cada salteño apenas 361 pesos, mientras que por cada santacruceño se prevé un gasto de 6311 pesos. “La ruta nacional 40, eje del turismo en el Norte, tiene un presupuesto de 1200 millones de pesos, pero a Salta le enviarán 4 millones. Esto tiene una traducción en vidas”, acusó.

Economía General

El piso del pago del Impuesto a las Ganancias subirá a 175.000 pesos

La medida fue confirmada por fuentes oficiales en el día de hoy y será anunciada en el Boletín Oficial de mañana

El piso del pago del Impuesto a las Ganancias subirá a 175.00 pesos en Argentina. Por ende, los trabajadores que cobren un monto bruto mensual menor a ese número no deberán abonar el impuesto. 

Se trata de un aumento de 25 mil pesos en ese límite del pago de Ganancias, debido a que hasta el momento esa línea se encontraba en los 150.000 pesos brutos de sueldo mensual. Además, el medio aguinaldo que se cobrará en diciembre de 2021 también tendrá la misma suba del piso.

“Fortalecer el poder adquisitivo de los y las contribuyentes del impuesto y de sus familias y, con ello, la consolidación de la demanda y del mercado interno”, ese es la intención de la medida tomada con respecto al Impuesto a las Ganancias explicada por el Ministerio de Economía de la Nación.

Por la medida, se mantiene que 1.267.000 personas del país no paguen el impuesto. Por su parte, el 11 por ciento de los trabajadores en relación de dependencia deberán pagar Ganancias en Argentina.

“La suba en el piso del Impuesto a las Ganancias, no solo mejora y fortalece el poder adquisitivo de los y las trabajadoras, sino que también reactiva el mercado interno, de productos y servicios, sector fundamental para la economía nacional”, publicó Sergio Massa en su cuenta de Twitter.

“La reforma de Ganancias llevada a cabo por el Gobierno nacional es sustentable y progresiva. Durante la administración de Juntos por el Cambio se duplicaron los trabajadores y trabajadoras alcanzados por este impuesto, La Ley buscó volver a los niveles anteriores al período 2015-2019, y que 1,3 millones de trabajadores dejen de pagar el tributo”, se comunicó desde el Palacio de Hacienda.

Continuar leyendo

Economía General

Según el BCRA, la morosidad en los créditos hipotecarios UVA se duplicó

En el año 2017 y 2018, en Argentina se otorgaron numerosos préstamos hipotecarios en donde la cuota a pagar por mes se ajusta en virtud de las actualizaciones que van teniendo las Unidades de Valor Adquisitivo. Estas Unidades siguen el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que a su vez, se actualiza por el Índice de Precios al Consumidor. En la actualidad, estos créditos vienen registrando una mora más alta que lo común, lo que trae cierta preocupación.

Crecimiento de la mora: las razones

Es importante comenzar el análisis destacando que las cuotas que los solicitantes de los préstamos hipotecarios ajustables por UVA, se actualizan lisa y llanamente de acuerdo a la inflación. Eso significa que cuando se produce un alza de precios relevante como la que ocurre en Argentina en la actualidad, también sube el monto mensual que los deudores deben abonar, generando eso muchísimas complicaciones a miles de familias.

Para poner lo antes mencionado en números claros, si alguien en el año 2017 solicitó aproximadamente unas 100 mil UVAs a devolver en un plazo de 30 años, actualmente debe más de 7 millones de pesos, debido a que en ese momento cada Unidad tenía un valor aproximado de $20, mientras que actualmente cuesta casi $90, lo que marca un incremento muy claro de casi un 340% desde ese momento hasta hoy.

Porcentaje no alarmante: las cifras

Si bien desde el Banco Central informaron que la morosidad en los créditos UVA en los últimos meses fue en aumento, también expresaron especialistas que no son cifras para alarmarse demasiado, al menos por ahora. La morosidad pasó desde un 0,4% del total hasta llegar a un 0,9%. Si bien el número es bajo, es una muestra que se debe tener en cuenta pensando en el mediano plazo.

Si bien afirman muchos propietarios de viviendas con estos créditos que las cuotas no son impagables en relación con lo que cuesta un alquiler, sostienen que el problema es que los salarios desde el año 2017 y 2018 hasta hoy, no se actualizaron de igual modo que lo hicieron las cuotas. Básicamente, las cuotas automáticamente por inflación se actualizan, mientras que los salarios no, sino que quedaron en algunos casos muy debajo de los porcentajes de la suba de precios.

Devaluaciones constantes e inflación: factores problemáticos

Uno de los problemas que tiene siempre Argentina es el relativo a las devaluaciones de nuestra moneda que se realizan. Eso lo que genera son grandes subas de la cotización del dólar, por ejemplo, como así también el incremento en los precios de muchísimos bienes y servicios. De ese modo, los salarios quedan ampliamente desfasados, y así las cosas, a miles de familias se les hace sumamente complicado poder afrontar el pago de las cuotas en sus pasivos, más aún cuando estas cuotas no son fijas.

Según estudios que se estuvieron realizando en los últimos meses y también de acuerdo a proyecciones oficiales, se sabe que para el cierre del 2021, la inflación en el país va a haber alcanzado un porcentaje de por lo menos un 48,4%. Pero claro, hasta fin de año la situación no va a ser sencilla, toda vez que hay unas elecciones de por medio, y muchos afirman que una vez transcurridas ellas, puede subir aún más la inflación y superar el porcentaje antes mencionado.

Nuevas propuestas: esperanza de la casa propia

Meses atrás el Gobierno Nacional anunció que a los fines de reactivar la economía y poder paliar el déficit habitacional que hay en el país. Estos créditos ya están en el proceso de sorteo y otorgamiento y serán destinados tanto a compra de viviendas como así también a la refacción o remodelación de viviendas de familias que ya son propietarias. Son denominados HogAr y una de las características principales y más relevantes es que no tendrán más una tasa de interés que se va a actualizar por medio de la inflación, sino que la cuota a pagar estará atada directamente a la suba de los salarios.

Esta nueva modalidad sin lugar a dudas parece ser mucho más eficiente y adecuada para los interesados, debido a que pagarán aumentos pero siempre en la medida que los salarios también se incrementen. Por otro lado, quienes tienen créditos vigentes que son hipotecarios UVAs y mes a mes su cuota va aumentando por la correspondiente inflación, se encuentran presentando numerosas notas y reclamos (algunos de ellos judiciales), a los fines de buscar una solución pronta, porque estiman que dentro de poco, se verán totalmente imposibilitados a cumplir con el pago pertinente. Cada empresa constructora consultada considera que estas medidas serán beneficiosas y más justas para los beneficiarios.

La oferta de créditos: escasa y restrictiva

Hoy en día hay una realidad y es que la oferta de créditos en general en Argentina es muy escasa y también restrictiva. Decimos eso porque los bancos en sí ofrecen pocas oportunidades para la adquisición de vivienda con financiamiento, y por otro lado, los préstamos personales con sus tasas vigentes no resultan atractivos para los usuarios, ya que se presentan un poco altas. Aparecen en la actualidad nuevas plataformas, conocidas como fintechs, que brindan opciones de créditos de sumas pequeñas, con otorgamiento inmediato y con muy pocos requisitos. Estas empresas ganan terreno porque son más inclusivas que la banca tradicional.

Ante la falta de créditos por parte de los bancos a la población en general es que los clientes ante la necesidad de comprar un hogar, refaccionar, ampliar o construir, buscan nuevas alternativas. Surgen no sólo las financieras digitales sino que también hay empresas que son conocidas como exchanges de criptomonedas que se encargan de prestar dinero, dejando los clientes en garantías sus monedas, por un determinado tiempo.

Lo que queda del 2021 y sin lugar a dudas en todo el próximo año, será un importante desafío para los bancos, que deberán buscar las mejores alternativas para ofrecerles a los usuarios. Además, también tendrá trabajo el Gobierno, en pos de buscar soluciones para quienes cuentan con créditos hipotecarios ajustables por UVAs, más aún cuando la gran mayoría de dichos créditos se encuentran en manos de bancos públicos.

Continuar leyendo

Economía

El Gobierno subió el salario mínimo, vital y móvil a $32.000

Desde el Ministerio de Trabajo informaron que en febrero de 2022 el sueldo básico se acercará a los $33.000.

El ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social anunció un aumento del salario mínimo, vital y móvil que alcanzará los $32.000 a partir de octubre.

Durante este mes el incremento fue del 9% y llevó el salario mínimo a $31.104. Para el próximo mes se sumará un aumento del 4% que aumentará el sueldo básico a $31.968.

Mientras que a partir de febrero de 2022 habrá otro incremento del 3%, por lo que el salario mínimo quedará en $32.616. El aumento total del periodo marzo 2021 – marzo 2022 será del 51% según lo señala el Gobierno nacional.

Este incremento supone un adicional al pautado. Previamente se había acordado una suba del 35% en siete tramos que llevaba el salario mínimo a $29.160 en febrero. Tras la derrota del oficialismo en las PASO y el crecimiento de la inflación, se decidió subir el número.

Durante la jornada de este martes se llevaron a cabo masivas movilizaciones de organizaciones sociales que pidieron que el salario mínimo suba a $70.000.

“Frente a las reiteradas crisis, los gobiernos de distinto color político, junto con el empresariado y las burocracias sindicales han pautado de forma sistemática salarios mínimos por debajo del nivel de indigencia, con el objetivo de seguir maximizando sus ganancias a costa de mayores niveles de explotación y hambre”, expresaron desde el Polo Obrero.

Caos en el centro porteño: organizaciones piqueteras cortan la 9 de Julio en reclamo de un aumento del salario mínimo

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR