Economía

La inesperada “ayudita” del juez Thomas Griesa a los números de Alejandro Vanoli

Criticado desde todos los sectores del Gobierno, el magistrado empujó al país a cambiar la sede de pago a bonistas reestructurados. Esta decisión, sin embargo, ayudó para un retoque estético en las arcas del Banco Central

sábado 18 de octubre de 2014 - 7:38 pm

El juez neoyorquino Thomas Griesa es, sin lugar a dudas, el enemigo público número uno del Gobierno, luego de acumular numerosos fallos en contra de la postura llevada adelante por los representantes argentinos en Nueva York.

Sin embargo, sus sucesivas trabas a pagar vencimientos terminaron trayendo sus “beneficios” a algunos integrantes del Gobierno Nacional, preocupados en mantener el límite de reservas por encima de los 27 mil millones de dólares.  En especial, al flamante titular del Banco Central, Alejandro Vanoli.

A raíz de los impedimentos y amenazas de embargo en caso de usar un agente extranjero para pagar vencimientos, Griesa empujó al Gobierno Nacional a impulsar un proyecto de ley para cambiar al Bank of New York Mellon (BoNY) por Nación Fideicomisos y, de esta manera, cambiar la sede de pago a bonistas que ingresaron en las reestructuraciones.

Este cambio de terreno sirvió no sólo para salvaguardar los pagos de posibles embargos, sino también como retoque estético de las reservas. Esto ocurre porque al depositar los pagos por los vencimientos de los bonos en Nación Fideicomiso y no en una entidad extranjera, los dólares no cuentan como pérdida de reservas sino que quedan depositados en una cuenta que luego “encaja” las divisas en el Central.

Esto ocurrió con los pagos del Discount y del Par que no fueron efectuados a los holdouts y quedaron depositados en los respectivos agentes fiduciarios. Según explicó el economista Nicolás Dujovne, en caso de contabilizar estos pagos, el actual novel de reservas -ubicado ayer en 27.443 millones de dólares- caería a 26.800 millones de dólares.

A esta caída no registrada de manera oficial en las reservas, se le sumará el del Global 2017, que fue emitido bajo ley extranjera y que vence el próximo dos de diciembre.

COMENTARIOS