Negocios con el Estado

Amigos de Máximo Kirchner devolvieron un controvertido terreno en Río Gallegos

La UCR había denunciado que les habían vendido "a precio vil" un terreno donado por ley para un hospital. Hoy anunciaron, a través de una solicitada, que desistían de la compra

viernes 17 de octubre de 2014 - 6:25 am

Por medio de una solicitada publicada en los diarios de Río Gallegos, la sociedad Labsur, a la que el intendente K de la capital santacruceña le había vendido un importante predio que estaba destinado para la ampliación del hospital local, desistió de la compra del mismo tras las denuncias penales del radicalismo

El argumento de la sociedad es que hubo un “uso político” del trámite. Por su parte, la oposición había denunciado que los favorecieron por ser “allegados a Máximo”.

Labsur S.A. es un importante laboratorio de Santa Cruz dirigido por dos personas allegadas a Máximo Kirchner, Carlos Anglesio -hermano del vicepresidente del INTA- y Héctor Irazoqui -íntimo de Carlos Zannini-, que obtuvieron “a precio vil”, según denunció la UCR santacruceña, un terreno para el emprendimiento privado.

Tal como lo relata el portal OPI Santa Cruz, la intendencia de Río Gallegos, a través de la Ordenanza 1.256, vendió 3.867,01 m2 del predio a Labsur S.A. La denuncia penal, que se amplió esta semana, se radicó en el Juzgado N° 1 de la capital santacruceña la semana pasada detallando que la venta se formalizó por 1.582.318,87 pesos, la que se discriminó en un pago en efectivo de $ 382.318,87 y un compromiso de provisión de servicios o locación de obra, cuyo objeto es el suministro de análisis clínicos de laboratorio con destino a expedición de libretas sanitarias por la autoridad municipal, por la suma de $ 1.200.000.

“El valor en mercado de ese terreno es de 10 millones de pesos aproximadamente. Hicieron un negocio extraordinario a precio vil violando una ley nacional”, explicó Fadul.

El terreno originalmente cuenta con una superficie de 5.236,36 m2 según consta en la Ley 752/06 de la entonces senadora Alicia Kirchner. Hace dos meses la intendencia de Río Gallegos a través de la Ordenanza 1.256, vendió 3.867,01 m2 a Labsur. “El trámite se hizo en dos horas”, señalaron los concejales opositores acusando la celeridad dedicada al trámite.

De estas acusaciones se defendió el laboratorio diciendo en la solicitada que “los montos de las adjudicaciones en venta está fijado por módulos cuyo valor es determinado por el Consejo Deliberante”. La UCR señaló que el trámite nunca pasó por el recinto y que la adjudicación fue “directa cuando por el monto de la tierra debería hacerse por llamado a licitación”.

COMENTARIOS