Ciudad

Insólito: sacaron 42 millones de adoquines de la Ciudad y nadie sabe dónde están

El gobierno de la Ciudad aseguró tener en su poder unos cuatro millones, pero en un informe de la Auditoría de la Ciudad se removieron más de 40 millones de piezas desde el 2008

jueves 16 de octubre de 2014 - 7:06 pm

Según un estudio realizado por la Auditoría de la Ciudad, desde 2008 se han removido unos 42 millones de adoquines de las calles de Buenos Aires. Sin embargo, sólo el 10% de esta cantidad está depositada en el predio de la Ciudad, ya que del 90% no se sabe nada dónde está.

El auditor de la Ciudad Facundo Del Gaiso pidió un informe de los metros cuadrados de obras de cordón, cuneta y hormigonado que implica la quita de adoquines.

Los datos obtenidos por este informe revelan que se retiraron 83.214 metros lineales de adoquines; cada metro lineal representa 30 adoquines, lo que totaliza 2.496.000 piezas de unos cinco kilos cada una.

Según el mismo informe otras 36.370.738 piezas se retirar cuando se realizó la construcción de hormigón. La totalidad de adoquines retirados surge de un cálculo matemático que multiplica los 727.414 m2 por 50 que es el número de adoquines que caben en un m2.

“En este cálculo no está incluida toda la obra del casco histórico ni la de la Reserva Ecológica. Hay que tener más rigurosidad con este material, que es parte de nuestro patrimonio y nuestra historia. ¿Dónde están todos los adoquines que se sacaron?”, se preguntó Del Gaiso.

El subgerente de legales del Ente de Mantenimiento Urbano Integral, Mariano Schiavo aseguró que “hay un control” y que el adoquín que se extrae es reutilizado para obras que están autorizadas por ley”.

Si bien Schiavo asegura que hay un control, reconoce que no existe un registro de la cantidad exacta de adoquines ni tampoco de la cantidad que puede ser reutilizado.  “Ese tipo de control no es necesario. El poco volumen de lo que se puede ir pidiendo y la diversidad de pedidos no llevarían ningún dato relevante”.

Del Gaiso sostuvo su postura a pesar de las aclaraciones de Schiavo y dijo:  “Apenas sabemos dónde está, efectivamente, el 10% de lo que se retiró de las calles. No existen políticas para determinar su uso. Si están reutilizados en obras, tampoco lo sabemos. Lo que termina sucediendo es que se generan cementerios de adoquines y eso es sinónimo de descontrol y robo sistemático”

COMENTARIOS