Sociedad General

Los cinco “Relatos Salvajes” de la vida real

Al igual que en la película, en el día a día de la sociedad ya se registraron varios casos de peleas que terminaron muy mal, con heridos e incluso con muertos

jueves 16 de octubre de 2014 - 11:19 am

Si bien la película de Damián Szifrón no se inspiró en hechos reales, los sucesos de Relatos Salvajes son historias que se pueden ver en distintos lugares del país en la vida real. La ira y la violencia de las personas está presente una intolerante sociedad, que provocan fuertes discusiones y peleas diarias.

1) El primer caso es de un hombre que reaccionó porque le mojaba la vereda. Carlos Alvarado tiene 28, vive en Mar del Plata y es vecino de José Luis Alí, de 74. El lunes a la tarde el joven estaba lavando su auto en la vereda cuando llegó José Luis y le recriminó que dejara de mojarle la vereda y que se fuera a otro lado. Así comenzó una nueva pelea que fue subiendo de tono, habitual entre ellos. Pero no terminó como siempre, ya que José Luis entró a su casa para buscar un arma: salió con un revólver calibre 38 con el que pegó un tiro a Carlos, que le entró por la axila y no tuvo orificio de salida. Carlos fue internado y está fuera de peligro. José Luis está detenido en una alcaldía de la cárcel de Batán, acusado del delito de “tentativa de homicidio”.

2) Otro hecho fue el crimen de la medianera. A principios de mes, en Mataderos, el ingeniero Eduardo Nieves, de 51 años, regresaba de comparar el pan cuando, en el momento que ingresaba a su casa, si vecino José Pérez, albañil de 69 años, lo sorprendió disparando cinco tiros a quemarropas. Después de los disparos, el albañil ingresó a su casa y se atrincheró. Hubo una negociación para organizar la entrega y luego llegó a la comisaria con su abogado. Aunque parezca mentira, la disputa que venía de hace años era por la medianera que unía sus casas.

3) Un Relato salvaje relacionado al transporte público, ya que el colectivo no les paró y lo atacaron a piedrazos. Dos adolescentes esperaban en la parada sobre la avenida 13, en La Plata y cuando el colectivo pasó lleno no freno. Enfurecidos, los jóvenes tiraron piedras y pedazos de baldosas contra el micro y les causaron heridas a dos pasajeros. El chofer detuvo la marcha y llamó a la policía, que llegó al lugar junto a una ambulancia que atendió a los heridos.

4) Apuñalado por la música. El motivo que generó la ira de un vecino fue porque la música estaba alta. El 10 de octubre, en Boedo, un hombre apuñaló a su vecino porque le molestaba el alto volumen de la música que ponía. Discutieron y lo terminó apuñalando en un brazo. Los vecinos del lugar contaron que hacía varias semanas que los dos discutían por los ruidos molestos.

5) Otro horroroso hecho ocurrió por un perro. Ricardo Arriaga tenía 64 años y trabajaba como herrero en Santa Clara del Mar. El caso sucedió cuando el herrero había viajado a esa ciudad en su vehículo para comprar materiales de trabajo. En una esquina de barrio Camet atropelló a un perro. Arriagada bajó del auto para asistir al animal, pero en ese momento comenzó a ser agredido por un motociclista que pasaba por el lugar. El herrero fue atacado a golpes y cayó al suelo, lo que le provocó un fuerte hematoma en la cabeza, fue trasladado al hospital y poco después murió.

COMENTARIOS