Toma en Villa Lugano

Toma de Lugano: El puntero que armó la toma vendía los lotes por $ 25.000

La sospecha de los fiscales del fuero de la ciudad, es dado que "tendrían elementos probatorios suficientes para vincular a Chancalay con la organización que fomentó la toma para luego comercializar los 'lotes' por cifras que iban de 8.000 a 25.000 pesos"

miércoles 15 de octubre de 2014 - 8:54 am

El fiscal Carlos Gonella, a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), reclamó investigar a diez personas y a dos sociedades por el blanqueo de dinero que provendría del loteo y venta de parcelas tras la toma del predio donde hoy se sitúa el asentamiento Papa Francisco, en el barrio de Villa Lugano. Entre los imputados figura Antonio Marcelo Chancalay, un ex referente barrial de la zona y ex empleado del gobierno porteño, se informó oficialmente.

La lista de imputados está encabezada por Antonio Marcelo Chancalay, un ex referente barrial que fue empleado del gobierno porteño en la subsecretaría de Fortalecimiento Familiar y Comunitario dependiente del ministerio de Desarrollo Social, “hecho que le habría permitido acceder a información gubernamental de carácter sensible”, precisó en la presentación el fiscal Gonella.

También están involucradas en la denuncia por lavado las firmas Mach Construcciones SRL y la Cooperativa de Trabajo Cardenal Samoré Limitada, en las cuales Chancalay tenía participación.

Gonella denunció penalmente ante la justicia federal a diez personas y a dos sociedades por lavado de dinero proveniente de la venta ilegal de parcelas del terreno tomado el 24 de febrero pasado en Villa Lugano, hoy denominado Villa Papa Francisco.

De la pesquisa también surge la sospecha de presuntas infracciones a la ley de drogas, por lo cual tramita en el fuero federal porteño una causa encaminada a investigar el tráfico de estupefacientes.

Esta nueva presentación se suma a las que ya hay en curso: una en el fuero contravencional de la ciudad por usurpación y otra ante la justicia criminal y correccional por hechos sucedidos en el predio.

En esa causa hay denuncias por “homicidio, abuso sexual con acceso, privación ilegal de la libertad, extorsión, estafas, estelionato (engaño en los contratos), tenencia y/o portación de armas de fuego supuestamente de uso civil, amenazas coactivas, asociación ilícita, apología del delito, malversación de caudales, atentado y resistencia a la autoridad, cohecho y tráfico de influencias y encubrimiento”.

El predio de Villa Lugano, un ex cementerio de autos de la Policía Federal, fue cedido al gobierno porteño para construir viviendas pero debía ser saneado previamente por su grado de contaminación.

Está ocupado desde el 24 de febrero por familias que reclaman soluciones habitacionales y el cumplimiento del fallo judicial de urbanización de la lindera Villa 20.

En agosto la Policía Metropolitana desalojó a las familias que usurparon durante seis meses los terrenos linderos a la Villa 20, hubo varios intentos para ocupar nuevamente el predio y enfrentamientos con la policía que dejaron heridos y detenidos, lo cual generó una dura polémica entre los gobiernos de la Nación y la Ciudad. Ahora, la Procelac toma datos de la justicia contravencional en donde consta que hay una cuenta corriente de la Cooperativa que funcionaría “como una cuenta ‘puente’, desconociéndose el origen y el destino de los giros”.

Esos movimientos se relacionan con la sospecha de los fiscales del fuero de la ciudad, quienes “tendrían elementos probatorios suficientes para vincular a Chancalay con la organización que fomentó la toma para luego comercializar los ‘lotes’ por cifras que iban de 8.000 a 25.000 pesos”, remarcó Gonella. En efecto, se señaló, la denuncia reseña que en el domicilio de Chancalay “se habrían encontrado boletos de compraventa correspondientes a los lotes dentro del asentamiento”.

COMENTARIOS