La pelea con los holdouts

No hubo feriado en Wall Street: Kicillof habló y hundió las acciones argentinas

El ministro de Economía se mostró pesimista sobre la reunión con el mediador designado por el juez Thomas Griesa en el litigio con los holdouts

martes 14 de octubre de 2014 - 5:49 am

El ministro de Economía Axel Kicillof dijo que no espera “nada” de la nueva reunión convocada para esta semana con Daniel Pollack, el mediador designado por el juez Thomas Griesa, en el litigio con los holdouts. 

Dos declaraciones especialmente fueron las que cayeron muy mal entre los empresarios: la mencionada, referida a Pollack, y que, por otro lado, aseguró que tampoco se podría esperar mucho con la caída de la cláusula RUFO en 2015: “No sé si el 1 de enero cambia su posición y negocian de buena fe o si siguen con una posición intransigente, porque si lo que quieren es utilizar el poder que les dio la sentencia del juez, no hay posibilidad de solución”.

Además, ratificó que “hoy la oferta disponible” de parte del gobierno argentino “es un canje de bonos en las mismas condiciones de quita, plazos y tasas que las que recibieron quienes ingresaron al canje”.

“De la mesa de Pollack no se puede esperar nada. Le pedimos al juzgado que colabore para buscar una solución. Que convoque una reunión con todos los acreedores que no entraron al canje: buitres y holdouts. No puedo negociar sólo con el más malo de todos. No hay un impedimento legal para que Griesa convoque al 7,6 por ciento de acreedores que no participaron. Esto no se arregla sólo con Paul Singer. Insisto, en la mesa de negociación tienen que estar todos”, planteó Kicillof.

El ministro sostuvo que “la sentencia a favor de los buitres es imposible de cumplir, tiene graves errores técnicos y además es ilegal, porque embargó fondos de terceros, los bonistas”.

En ese marco, Kicillof ratificó en una entrevista concedida al diario Página 12 que “cualquier solución a la disputa debe contemplar al 7,6 por ciento de los holdouts, sean o no buitres”.

COMENTARIOS