Sociedad

Pay-per-Laugh: pagar en base a cuánto te rías

Los asientos del teatro tiene iPads con cámaras que fotografiaran cada sonrisa. La iniciativa es llevada a cabo por la agencia de publicidad The Cyranos for McCann

sábado 11 de octubre de 2014 - 8:24 pm

El acceso a la cultura, al entretenimiento se ve determinado en la mayoría de los caso -por no decir todos- en el nivel socioeconómico de la población. Ejemplo de ello son los servicios Pay-per-View, en donde si deseás ver, debés pagar, algo así como el derecho del capital. Esta vez, se ha ido un tanto más allá, en lo que es una estrategia, al menos mucho más creativa. La agencia de publicidad The Cyranos for McCann desarrolló un nuevo modelo de negocio para la industria cultural: el sistema Pay-per-Laugh. [pullquote position=”right”]Pay-per-Laugh: pagar en base a cuánto te rías [/pullquote]

En su vídeo promocional explican de manera sencilla el problema principal a resolver: “A mediados del 2013 la industria del arte en España sufrió uno de los golpes más grandes de todos los tiempos: En medio de la peor crisis, el gobierno decidió cambiar el IVA de los espectáculos teatrales del 8% al 21, logrando la mayor sangría de espectadores que se recuerde. Las salas de teatro perdieron el 30% de los espectadores en solo un año. Ante esa realidad, a esta compañía independiente de comedia sólo le quedaba tomárselo con humor e inventar algo: Pay per laugh”.

La sala Teatreneu de Barcelona es el escenario de puesta en práctica de este programa. En ella se permite la entrada gratuita a todos los espectadores que quieran asistir al “Impro Show”. El precio del espectáculo se calculará después, en función de las veces que la persona se ría gracias a los gags y a los chistes de la obra en cuestión. Esto será cuantificado mediante reconocimiento facial, pues en los asientos han colocado iPads que fotografiarán cada sonrisa, que sumará 30 céntimos al precio final a abonar. Como máximo, el precio que los usuarios podrían pagar serían 8 euros, pero es una buena forma de demostrar que lo ha valido.

“Empezamos y en las primeras funciones nos dimos cuenta de que había una posibilidad, no sólo de atraer más gente por la novedad, sino por la experiencia, porque esto de que te cuentes las risas ya es un evento en sí, y con cada función comprobamos que ganábamos entre 3.000 y 4.000 euros más”, comenta Leandro Raposo, encargado de la acción por parte de la agencia de publicidad en una entrevista realizada por Merca20.

Luego de su éxito a nivel mundial, estiman que llegará a otros países: “Nosotros ahora tenemos una idea que tenemos que salir a vender, que ha teatros del mundo que están interesados, ayer vino gente de Corea del sur que tiene salas multicines y que quiere aplicarla. Ha sido un poco reinventarnos a nosotros mismo y reinventar al cliente”, explicaba Raposo.

COMENTARIOS