Videojuegos

¿Sabías cómo se crean los sonidos hiperrrealistas de los videojuegos?

En esta nota te contamos los secretos de los diseñadores de sonido, que sin ellos nada sería lo mismo

sábado 11 de octubre de 2014 - 2:34 pm

Muchas veces los diseñadores de sonido de los videos juegos son olvidados. Sin embargo, una buena programación por parte de ellos da cuenta del éxito o del fracaso. Ya que cuando aciertan en la programación sonora, los jugadores entran en un mundo virtual que es sorprendente.

La BBC habló con algunos de los especialistas que son responsables de los éxitos de este año.

1. ¿Cómo crear suspenso a través del sonido?: “Alien: Isolation”

El diseñador de sonido de este video juego, Bryon Bullock, le dijo a la BBC: ” “Nos decantamos por un sentido de realismo, pero a la vez todos los sonidos debían tener un contexto emotivo. Queremos que el jugador sienta miedo”.

“Alien: Isolation” es el videojuego derivado de Culto, una pelìcula de Ridley Scott de 1979, ambientada en una estación abandonada.

2. La creación de sonidos únicos: “Destiny”

Es un videojuego de ciencia ficción. Su director de sonido C Paul Johnson manifestó: “Casi todo lo que escuchás en Destiny fue creado de la nada. Parte fue por orgullo profesional y parte para darles a los jugadores algo único con lo que disfrutar”.

Confesó que es clave en el videojuego que cada disparo suene diferente, y por eso hay mínimo tres versiones: “Se interponen esas versiones de manera que nunca escuchas el mismo sonido dos veces seguidas, para evitar el efecto de disco rayado”.

3: La fuerza del viento: “Fry car 4”

Es un videojuego que tiene como central el sonido del viento, ya que se enfoca en los Himalayas. Su director de sonido, Tony Gronick, manifestó sobre el videojuego que todavía no salió a la venta: “Cuando subimos a la parte alta de las montañas de la región, donde nevaba, sabíamos que tendríamos dificultades con el ambiente, y que el aire tendría que llevar la mayoría del protagonismo”.

Y agregó: “Así que lo que hicimos fue contratar a un flautista japonés y pedirle que tocara notas individuales junto al micrófono. Y después las tomé y las ralenticé y se las añadí a las ráfagas de aire”.

COMENTARIOS