Caso Melina Romero

Muy triste y dramático: “Melina estaba inconsciente y se turnaban para violarla”

Melody, la testigo del caso, amplió su declaración y brindó nuevos detalles sobre lo ocurrido con la joven

jueves 9 de octubre de 2014 - 7:27 am

Melody, de 17 años, es para la Fiscalía la principal testigo del crimen de la joven Melina Romero, cuyas declaraciones, mientras se avanza en la investigación, resultan positivas.

A pesar de que en un primer momento se realizaban allanamientos en la casa de Toto, el único menor detenido, ella asegura que el crimen se llevó a cabo en la casa de una persona que se presentó como “César”, padre de la religión de Toto.

“El sábado 23, me pasan a buscar a las 22 para ir a bailar, estaban Melina, Elías (el Narigón), Toto, Joel (Chavo) y el que manejaba. Era un auto chico, gris oscuro, con vidrios polarizados y olor a limpio”, relató primero la principal testigo.

Continuó: “Cuando subo al auto, llegó a la esquina y me acordé lo que le iban a hacer a Melina, porque Joel me venía advirtiendo que la iban a drogar, enfiestar y a tener relaciones todos juntos. Yo le dije a Melina que me acompañara a buscar un documento, porque yo quería sacarla del auto como sea. Me dijo que se quería quedar, yo me enojé y les dije ‘vayan ustedes'”.

Y al ser consultada acerca de qué recuerda del interior del auto, la adolescente explicó que antes de bajarse pudo divisar “marihuana, cocaína, pastillas de rivotril y clonazepam”.

Después de esa primera visita, Melody cuenta que volvieron más tarde, pero ya en otro vehículo: “A las 7 de la mañana del domingo me tocan bocina. Vi a Melina que no daba más, estaba en su mambo. El auto era alargado, con palanca al piso, azul marino y feo. No tenía luces de adelante y la chapa patente la tenía atrás. Durante el viaje no encontraba la forma de sacar a Melina del auto y me dijo ‘acompañame, no me dejes sola’, entonces me subí”.

Y sobre las características del chofer, señaló: “Era la primera vez que lo veía. Tenía pelo enrulado y una gorra. Joel estaba al lado y Melina encima de él. Atrás estaba Toto, el Narigón, otro pibe con buzo a rayas y visera, y al lado de ese me subo yo. El pibe de buzo a rayas se baja en la Escuela Técnica”.

“De ahí fuimos a la casa de César, el umbanda, que dice ser el padre de Toto y tío del Narigón”, siguió contando la chica en su declaración de los hechos.

“Melina estaba llena de chupones, todos bailaban entre ellos: Toto, César, Melina, Joel y el Narigón, menos yo. Yo no sabía qué hacer. Y ahí Joel me hizo una seña como que a Melina la iban a violar. Él unas semanas antes me lo había dicho, pero no le conté nada a Melina porque pensé que Joel no mata ni a una mosca. Estaban bailando y en un momento Melina quería irse y lo empuja a Toto”, en ese momento empieza el relato del horror.

Melody recuerda: “César se pone en la puerta, tapándola y no me deja ir, me muestra un arma que tenía en la cintura y Melina se me cuelga para irnos y me decía ‘nos van a violar’, y yo le digo ‘estamos secuestradas, ¿cómo salimos ahora de acá?'”.

Y añadió: “Toto me saca a Melina, la empuja y ella le quiere pegar, entonces entre Toto y Elías la cagan a trompadas y patadas como si fuera una pelea callejera. Joel también le pegó, pero no tan violentamente. Melina cayó al piso y quedó ensangrentada. Esto fue a las 4 o 5 de la tarde”.

De acuerdo a lo declarado, un breve tiempo luego “Toto y Elías empiezan a sacarle la ropa” a Melina. Con respecto de los abusos, detalló: “A Melina la violaron Toto y Elías, ella se defendía con patadas y codazos. Ahí Toto le pegó otra piña, entonces ella quedó inconsciente y la violan en forma reiterada.

“Joel me tenía arrinconada y se turnaban para violarla. A las 10 de la noche dejaron de violarla, respiraba lentamente, estaba todavía incosciente”, señaló.

“Le dije a Joel que había que llevarla al hospital, porque Melina no reaccionaba. Mientras tanto, Toto, Elías y Joel se quedaron consumiendo lo último que quedaba de droga. César no estuvo presente durante los golpes y la violación. Entre la 1 y las 2 de la madrugada, César volvió y dijo ‘ah, bueno, veo que la pasaron bien’, y dijo que se iba a encargar de deshacerse del cuerpo”, termino de contar Melody.

COMENTARIOS