Campo

El Gobierno lanzó otra dura amenaza contra el campo: “Vamos a utilizar todas las herramientas”

"Creemos que es necesario utilizar todas las herramientas por parte del Estado para garantizar que se termine con este tipo de maniobras especulativas" apuntó Capitanich

miércoles 8 de octubre de 2014 - 9:42 am

El Gobierno advirtió hoy que utilizará “todas las herramientas” para “garantizar que se terminen” las “maniobras especulativas” de los productores de granos que no han liquidado sus cosechas, al calificar esta actitud como “perjudicial para el país” porque el ingreso de divisas por estas exportaciones resultó “marcadamente insuficiente”.

Así lo indicó esta mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien admitió que “no hemos alcanzado un consenso respecto al volumen total a exportar y a liquidar”, por lo que “hay un stock acumulado sin liquidar equivalente a casi 25 millones de toneladas” que podría permitir “un ingreso más significativo en el volumen total de divisas”.

En su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada, el funcionario destacó que “hemos tenido un disenso respetuoso, lo vamos a seguir teniendo. Pero también creemos que es necesario utilizar todas las herramientas por parte del Estado para garantizar que se termine con este tipo de maniobras especulativas”.

El ministro anunció que “estamos trabajando desde esta tarde en una agenda de carácter bilateral con las empresas a partir de hoy, para verificar las metas de liquidación de exportaciones, porque entendemos que es marcadamente insuficiente” las que se realizan actualmente.

A su vez, advirtió que “tenemos una cosecha superior a las anteriores, y una tendencia en el precio declinante; por tanto no hay motivo para ningún tipo de especulación, el perjuicio es para el mismo productor” y que se trata de una “tendencia especulativa atentatoria contra el interés nacional”.

Capitanich precisó que “en 2012 el flujo total de liquidación de exportaciones en soja alcanzó a 5800 millones de dólares para el último trimestre; en 2013 fue de 4600 millones de dólares; y en 2014 la previsión inicial alcanzaría a 4200 millones de dólares”.

Pero remarcó que “el Estado dispone de múltiples instrumentos con el objeto de establecer los mecanismos para garantizar la liquidación del producto, a los efectos de resguardar una potencial pérdida para el productor”.

COMENTARIOS